_
_
_
_
_

Dimite un director general de Canarias acusado de haber sido un espía del Cesid

CÉSAR FERNÁNDEZ-TRUJILLO El ex agente del Centro Superior de Información de la Defensa (Cesid) Vicente López Pascual dimitió ayer como director general de Comunicaciones e Informática del Gobierno de Canarias. Su marcha es consecuencia de las críticas que recibió en la última semana en relación con su labor como agente de inteligencia. La dimisión de López Pascual se produce ocho días después de su toma de posesión y obedece al mal ambiente creado en el seno del Ejecutivo regional después de que diversas informaciones periodísticas lo relacionaran con actividades oscuras en El Salvador durante la década de los ochenta.

La polémica surgió cuando los periódicos La Provincia y La Gaceta de Canarias publicaron que López Pascual pudo estar relacionado con la ultraderecha salvadoreña y, en concreto, con los denominados escuadrones de la muerte, según consta en el libro titulado KA. Licencia para matar, de los periodistas Fernando Rueda y Elena Pradas. Estas acusaciones han sido desmentidas de forma reiterada por López Pascual, quien considera que obedecen a una campaña contumaz contra su persona. El ex agente del Cesid ha asegurado que su misión en El Salvador consistió en estar cerca de las Fuerzas Armadas del Gobierno de aquel país y del principal partido de la oposición para propiciar un acuerdo de paz.

Tras la dimisión de López Pascual, el presidente canario, el nacionalista Manuel Hermoso, reconoció que, a la vista de la polémica surgida, se puede decir que el Gobierno autonómico cometió un error al nombrarle director general. Hermoso admitió que conocía la pertenencia de López Pascual al Cesid, pero añadió que ni a él ni a José Miguel Bravo de Laguna (líder del PP canario que gobierna con Coalición Canaria en las islas) les pareció inconveniente para ocupar el puesto.

Hermoso dejó claro que después de las noticias aparecidas en la prensa pidió informes al Cesid sobre López Pascual y todos ellos fueron favorables. De todos modos, recalcó que el Ejecutivo regional debía quedar al margen de este tipo de problemas, por lo que, en su opinión, ha sido mejor que López Pascual haya decidido renunciar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_