El PSOE rechaza la cesión gratuita del edificio que aprobará hoy el pleno de Aranjuez

El PP 'regala' un inmueble público de 11.000 metros cuadrados a la universidad privada

El gobierno municipal de Aranjuez (38.000 habitantes), del PP, cederá a la universidad privada San Estanislao de Kostka (SEK) un edificio histórico de 11.000 metros cuadrados, construido a finales del XVIII en Aranjuez y que sirvió de residencia de los criados de la reina madre Isabel de Farnesio. El PP llevará al pleno que celebrará hoy Aranjuez la firma de un convenio con el SEK que autorizará a esta universidad, que llevará el nombre de Camilo José Cela, a instalarse gratuitamente los próximos 30 años en el edificio cultural Isabel de Farnesio.

La nueva universidad comenzará a impartir el próximo curso cuatro carreras, Derecho, Ciencias Audiovisuales, Relaciones Públicas y Publicidad y Ciencias Económicas. En los próximos años tiene previsto aumentar a 15 el número de titulaciones, que se impartirán en los 11.000 metros cuadrados del edificio Isabel de Farnesio, adquirido por la Comunidad de Madrid en 1985, con el fin de albergar a un centro cultural.La Consejería de Educación y Cultural pagó 90 millones de pesetas por el edificio e invirtió unos 1.500 millones en restaurarlo. Con fecha 18 de diciembre de 1992, esta consejería y el Ayuntamiento de Aranjuez suscribieron un convenio de colaboración para utilizar el inmueble de Isabel de Farnesio, antiguo edificio de las cocheras de la reina madre, como centro cultural durante un periodo de 15 años. En la actualidad, el centro acoge dos escuelas de música para niños y adultos, una biblioteca, el auditorio Joaquín Rodrigo, la Universidad Popular y las oficinas de Educación y Cultura. Todos estos departamentos serán trasladados antes del mes de octubre, cuando empiece a opear la universidad privada San Estanislao de Kotska, en el colegio público Vicente Alexaindre. Merced a este acuerdo firmado con el alcalde de Aranjuez, José María Cepeda (PP) y el presidente del Centro de Enseñanza Universitaria SEK, los alumnos de esta localidad que quieran matricularse sólo pagarán el 50% de la matrícula.

Tanto los grupos municipales de la oposición, como el portavoz de la Federación Socialista Madrileña, Jaime Lissavetzky, han criticado la firma de este convenio. "Estoy absolutamente en contra de este acuerdo porque se salta el compromiso que firmamos hace cinco años con el fin de centralizar toda la cultura de Aranjuez y que tuviera una influencia comarcal", aseguró ayer Lissavetzky. Explicó además que no se opone a la creación de universidades privadas siempre que su financiación y mantenimiento no dependan de los presupuestos públicos. %Qué pensarán otras universidades privadas que costean sus gastos si a ésta se la beneficia cediéndoles de forma gratuita edificios que son públicos", añadió el portavoz socialista. Lissavetzky insistió en que la universidad privada SEK no tiene autorización por parte de la Asamblea de Madrid para impartir enseñanzas dentro de la región. Si la tiene, en cambio, para funcionar en Segovia el próximo año. El pleno de las Cortes de Castilla y León aprobó sólo con los votos del PP y la oposición del PSOE e IU, la puesta en marcha de esta universidad, que comenzará en octubre con una matrícula inicial de 400 alumnos y ocho facultades.

"Pero en Madrid no existe ninguna ley que permita a esta universidad funcionar legalmente. Es una atrocidad dejar que imparta clases cuando no tenemos una memoria académica ni financiera", añadió Lissavetzky. Según fuentes de la Consejería de Educación, la universidad SEK ha solicitado autorización para funcionar. Este periódico intentó, sin éxito, conocer la versión del consejero Gustavo Villapalos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 29 de junio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50