Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ACOSO AL GRUPO PRISA

Fernández de Trocóniz (PP) no ve el "mínimo indicio" de delito en Sogecable

El presidente de la Comisión de Economía no aprecia motivos "en absoluto" para que Liaño haya impuesto una fianza a Polanco.

La decisión, tomada el viernes por el juez Javier Gómez de Liaño, de decretar libertad bajo fianza de 200 millones para el presidente de Sogecable, Jesús de Polanco, sigue provocando reacciones. Alfredo Pérez Rubalcaba calificó de desdichada laactuación del juez; Juan- Manuel Eguiagaray dijo que la medida le produjo "repugnancia intelectual", e igual de tajante se mostró el presidente de la Comisión de Economía del Congreso, Fernando Fernández de Trocániz (PP), quien no ve "la mínima responsabilidad criminal para exigir fianza".

"Mucho me temo que la autoridad judicial revocará el auto como ha revocado por cinco veces decisiones del mismo juez", declaró ayer el diputado popular Fernández de Trocóniz. "Para dictar un auto de fianza no sólo tiene que haber indicios de que el inculpado intente evitar la huida de España, sino que también debe haber un mínimo indicio racional de posibles responsabilidades criminales para la persona a la que se exige es a fianza, y ese mínimo no existe en absoluto".El presidente de la Comisión de Economía, Comercio y. Hacienda del Congreso añadió: "Tiene que haber una apariencia delictiva, que no existe en absoluto; tiene que haber unos indicios delictivos, que no existen en absoluto". Sensiblemente indignado, concluyó: "Es que es acojonante que llegue alguien, te denuncie y sin más el juez te imponga una fianza millonaria sin aportar el mínimo indicio de ese delito del que se te acusa".

El ex ministro y portavcz socialista de la, Comisión de Economía en el Congreso, Juan Manuel Eguiagaray, declaró a Europa Press que la. fianza impuesta a Polanco le produce "repugnancia intelectual, una especie de sarpullido", al ver que "un juez al que la Sala ha desautorizado repetidas veces persiste en adoptar medidas que nadie se explica". Eguiagaray, que calificó el asunto de "disparate ibérico", cree que "estamos ante una operación montada desde el Gobierno para hacer imposible una situación empresarial".

Para Alfredo Pérez Rubalcaba (PSOE), es "una desdichada actuación de un juez, que espero que una vez más le pongan en su sitio. El problema es que cuando la Sala le revoque habrán pasado dos meses, en los que se sembrarán dudas sobre su honor [de Polancol. Es gravísimo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de junio de 1997