Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior concede una nueva identidad al testigo protegido del 'caso Lása-Zabala'

El secretario de Estado para la Seguridad, Ricardo Martí Fluxá, reveló ayer que al testigo protegido del caso Lasa-Zabala, conocido por la denominación 1964/S, se le ha concedido una nueva identidad y un nuevo domicilio tras conocerse la última amenaza que recibió, el 10 deciembre, cuando un comunicante anónimo llamó a casa de su madre para coaccionarle. Los grupos parlamentarios del PSOE, CIU, PNV e [U propusieron mejorar la Ley de Testigos Protegidos para hacerla más efectiva y evitar la relación de datos, agresiones y amenazas ocudas en algunos casos.

Martí Fluxa, que compareció en la comisión de Justica e Interior del Congreso de los Diputados, mostró la disposición de su departamento para modificar la legislación, siempre que no entre en colisión con las competencias de Margarita Mariscal,- titular de Justicia.Previamente, tanto Margarita Uría (PNV), como Willy Meyer (IU), Alivaro Cuesta (PSOE) e Ignasi Guardans (CiU) mostraron la necesidad de proceder al desarrollo reglamentario de la ley y a la posibilidad de introducir cambios en la legislación ante las "insuficiencias detectadas" y a la sensación de "inseguridad" que con la actual norma tienen los testigos protegidos.

A lo largo de su intervención, Martí Fluxá recordó las torturas a que fue sometido el testigo 1964/S el pasado 8 de noviembre -cuando unos encapuchados lo llevaron a una playa de San Fernando (Cádiz) y tras esposarlo le dieron una paliza y lo violaron con un objeto punzante- El viceministro de Interior señaló que las únicas amenazas, que recibió posteriormente fuieron las del 10 de diciembre, cuando recibió una llamada, anónima al domicilio de su madre.

Un sueldo al mes

Desde el primer momento, según dijo, se le ha prestado protección policial permanente, tanto en su domicilio como en sus desplazamientos a Madrid (el testigo vivía anteriormente en San Fernando, Cádiz). Actualmente recibe protección personal, tiene una nueva identidad y se le ha proporcionado dinero para sus gastos personales. En este sentido, Willy Meyer citó la cantidad de 400.000 pesetas mensuales, que no fueron negadas por el secretario de Estado.Martí Fluxá aseguró que todas las actuaciones se han remitido a la Audiencia Nacional y al juez Javier Gómez de Liaño, que es quien instruye el caso. Martí Fluxá añadió que la nueva figura jurídica del testigo protegido "no se aplica con la suficiente frecuencia" por parte de los jueces porque aún "no están familiarizados" con la ley.

Fluxá aseguró que el PP estará dispuesto a hacer más éféctiva la ley de testigos protegidos para difundir más esta figura y para evitar casos como el del testigo citado, y añadió que "es muy difícil dar seguridad a quien no la quiere".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de junio de 1997

Más información

  • Los diputados proponen mejorar la ley para evitar amenazas