Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un avance y mil peligros

España se ha declarado satisfecha por la inclusión en el borrador de Tratado de la Unión Europea de una mención a Canarias en la que se le da un trato específico por su insularidad, reducida superficie, clima y relieve. Incluye como protocolo una mención a que se tengan en cuenta también ámbitos como las políticas aduanera y comercial, fiscal, agrícola y pesquera, condiciones de acceso a los fondos estructurales y los programas horizontales comunitarios.Pero el borrador holandés contiene no pocas trampas para España. La más peligrosa está en la propuesta de que desaparezca el derecho de veto y se adopten las decisiones por mayoría cualificada en varios capítulos de enorme incidencia económica o política. España teme especialmente la extensión de la mayoría a las decisiones sobre ordenación del territorio, agua, fiscalidad en medio ambiente, fuentes y estructura energéticas y libre circulación de personas (y la posibilidad de problemas con Gibraltar), entre otras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de junio de 1997