"Yo no voy a regalar mi vivienda"

Las persianas metálicas están a punto de desprenderse de las ventanas. Las rejas oxidadas y los azulejos rotos de las terrazas se mezclan con ladrillos ocres que tapan puertas y ventanas para evitar que los okupas invadan los 73 pisos vacíos."Para mí, lo que quieren hacer en un futuro es tirar toda la colonia abajo", dice uno de los guardas de la empresa privada pagada por el Ayuntamiento para vigilar los bloques las 24 horas del día. "Aquí hubo muchas promesas que no se cumplieron".

Testigos de yeso colocados en 1990 revelan las grietas y fisuras de los edificios. Pero Eugenio Morales no. se quiere ir. Según este vecino, los desalojos fueron una estafa del Ayuntamiento: "A mí no me parece que el edificio esté en ruina, yo vivo aquí desde hace 30 años, y no pasa nada", afirma. "En el Ayuntamiento dijeron que estaba a punto de derrumbarse todo, que nos teníamos que ir. Y ahora, los que se marcharon tienen que pagar por los pisos nuevos. Yo no quiero regalar mi vivienda al Ayuntamiento y que a mi no me regalen otra. No me iré de aquí, porque el piso es mío, lo pagué en cuotas durante cinco años... a menos que me ofrezcan un piso mejor", añade.

Más información
Condenada a la piqueta por ruina una colonia de 30 años en Vallecas

Luis Armada, consejero delegado de la Empresa Municipal de Vivienda, se pone nervioso: "¿Quieren pisos gratis? Pues no. Éste es un problema privado, les hacemos una oferta para ayudarles. Si no aceptan, allá ellos".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS