Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PRISA considera la iniciativa una "causa general contra la prensa"

El Grupo PRISA, una vez conocida la propuesta de investigar a los medios de comunicación en el periodo de gestión socialista 1982-1996 -propuesta explicada por el portavoz en el Congreso del Partido Popular, Luis de Grandes- hizo público ayer el siguiente comunicado:"Ante la sorprendente iniciativa del Grupo Parlamentario Popular de someter a revisión diversas medidas de anteriores Gobiernos relacionadas con actividades de comunicación de nuestro grupo, sujetas a concesiones y licencias administrativas, PRISA quiere poner de relieve:

-Todas las actuaciones del Grupo, desde la fundación de EL PAÍS, en los albores de la democracia, se han caracterizado por su más escrupuloso respeto a la legalidad vigente y a los criterios de independencia y profesionalidad que defiende PRISA.

-La compra de la Cadena SER por parte de PRISA se realizó en primer lugar a los accionistas privados, notablemente a las familias Garrigues y Fontán -varios de cuyos miembros están o han estado ligados políticamente al partido del actual Gobierno-.

Sólo cuando PRISA controló, mediante estas compras, el 75% de la cadena, adquirió el 25% propiedad del Estado, cuyo origen fue la expropiación hecha a los anteriores propietarios por la dictadura del general Franco.

Al final de la operación, PRISA había pagado por el 25% del Estado casi el doble -en pesetas constantes- que por el 75% de los accionistas privados. La compra al Estado se realizó en el año 1992 y no mereció ninguna objeción por parte del Partido Popular, entonces en la oposición".

Antena 3 de Radio

-"La compra de una participación indirecta y minoritaria en Antena 3 de Radio fue realizada a su propietario, Javier de Godó, editor de La Vanguardia. El Tribunal de Defensa de la Competencia estableció unas condiciones de obligado cumplimiento con posterioridad a la transacción que fueron íntegramente satisfechas.-La concesión de la licencia de explotación de Canal + se obtuvo en concurso público y su absoluta legalidad acaba de ser ratificada por el Tribunal Supremo, en sentencia firme en fecha 18 de marzo.

PRISA se encuentra a disposición del Congreso de los Diputados para cuantas investigaciones éste quiera realizar. Parece como si el Partido Popular pretendiera abrir una causa general contra la prensa y los medios de comunicación independientes.

La solicitud de esta comisión de investigación confirma el ataque a las libertades de expresión y de empresa por parte del partido del Gobierno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 1997