Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Previsión Sanitaria recortará los gastos impropios de su actividad

Los nuevos gestores aseguran la viabilidad de la mutua

Los nuevos gestores de Previsión Sanitaria Nacional, nombrados por el Ministerio de Economía tras decretar la intervención de la entidad, van a recortar "todos los gastos ajenos a su actividad". Dichos administradores -el abogado Luis Miguel Ávalos y el actuario de seguros Alberto Romero- lanzaron ayer un mensaje de tranquilidad a los mutualistas asegurando que la viabilidad de la entidad no está en peligro.

Frente al mensaje de los nuevos administradores, los teléfonos de la Asociación Nacional para la Defensa de los Mutualistas de Previsión Sanitaria Nacional creada el 5 de mayo pasado a raíz de destaparse la mala gestión, estuvieron ayer colapsados. Hay inquietud entre 118.000 mutualistas de la aseguradora de los médicos españoles para el personal sanitario.La intervención de PSN por parte del Ministerio de Economía y Hacienda decretada el jueves pasado es, sin embargo, para los nuevos administradoras la mejor garantía que pueden tener. "Es sólo una medida cautelar", dice Alberto Romero. "El problema de esta entidad ha sido que ha habido unos gastos excesivos e impropios de una compañía de seguros; de manera que recortando por ahí la empresa sigue siendo viable. Y no ha habido retirada de fondos".

Estos gastos excesivos, detectados por la inspección de Seguros, se refieren a la dotación de la Fundación Cultural Rey Alfonso XIII (164 millones de pesetas en 1995), a mantener una revista (136 millones anuales) y a diversas asesorías externas de abogados, catedráticos y periodistas (183 millones). "Los recortes no tienen que ser totales. Mantener una revista es práctico para los mutualistas", explica Luis Miguel Ávalos. "También son propias de una compañía de seguros las asesorías externas para no inflar la plantilla. La fundación dependerá de si hay excedentes; es lo lógico".

Entramado empresarial

La asociación de defensa de los mutualistas montada en Oviedo y bajo la asesoría del gabinete de abogados Tuero y Orejas ha denunciado la trama empresarial que PSN o sus consejeros han montado alrededor de la entidad. Para Ávalos, sin embargo, no hay en principio irregularidad alguna al respecto, salvo en el caso la Residencia del Dr. Pérez Mateos que PSN tiene en Alicante y que cuenta con una plantilla propia de un centenar de empleados, si bien su gestión figura bajo la responsabilidad patrimonial de la entidad. Para los inspectores, esta actividad es totalmente ajena a una compañía aseguradora y está prohibida por la ley. En 1995, la residencia registró unos gastos de 622,7 millones, hizo inversiones por 417,5 y tuvo unos ingresos de 590,4.Los responsables de la situación de la entidad, con el médico Juan Blázquez a la cabeza como presidente, cesaron el jueves por la mañana. Los nuevos gestores aseguran que, aparte de las destituciones y la paralización de los pagos, la entidad mantiene su actividad normal. "Hay dinero. La Dirección General de Seguros jamás ha cuestionado que- los activos que tiene para responder de sus obligaciones no existan", dice Alberto Romero. "Se pueden afrontar todos los pagos, las solicitudes de baja y, por supuesto, altas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 1997