Trabajo sanciona a Caprabo con 263 millones por irregularidades laborales

La Inspección de Trabajo de Barcelona ha levantado ocho actas de sanción por valor de 263 millones de pesetas contra la cadena de supermercados Caprabo, por supuesta utilización fraudulenta de diversas modalidades de contratación. La inspección propone también retirar las bonificaciones que ha recibido la empresa por pasar trabajadores con contrato temporal a fijo. La empresa ha pedido que se anulen las actas de inspección.

De acuerdo con las actas de inspección, la empresa utilizó modalidades de contratación como la del contrato en prácticas y de formación cuando no correspondía. Según la inspección, la única finalidad de la empresa al utilizar este tipo de contratos, que se aplicaron a unos 500 trabajadores, es "la permanecia en la temporalidad, la reducción de cuotas a la Seguridad Social y la obtención de subvenciones con cargo a fondos públicos, sin que los trabajadores obtengan por ello ventaja alguna".Algunos trabajadores consultados han explicado que en muchos casos se formalizaban contratos de prácticas, se dejaba de trabajar un año y luego se volvía a trabajar mediante la misma fórmula.

Un portavoz de Caprabo aseguró ayer que la empresa ha pedido la nulidad de las actas de la inspección "porque no se ajustan a derecho". Asimismo, asegura que "todos los trabajadores afectados ya tienen contrato indefinido desde hace años". La empresa ha presentado recurso ordinario ante la Tesorería de la Seguridad Social.Las irregularidades se Iniciaron hace más de siete años, ya que en algunas actas se hace referencia al año 1990. El convenio de supermercados establece un salario medio de 80.000 pesetas.

Las inspectoras Carmen Pujadas y Mercedes Sánchez y la controladora Dolores Mollet señalan en sus denuncias que los trabajadores encadenaron contratos temporales de hasta siete años, quebrando así el principio de la temporalidad. En las mismas actas se propone que la empresa, como sanción accesoria, "pierda las ayudas, bonificaciones y los beneficios derivados de los programas de empleo desde que se inició la infracción".

Asimismo, el inspector jefe de Barcelona, José Luis Fuentes Bajo, señala en un informe que 504 trabajadores fueron contratados en prácticas para luego pasar a fijos, por lo que la empresa recibió una subvención por cada trabajador de 550.000 pesetas.

La compañía, que está en plena expansión por toda España tras aliarse con la holandesa Royal Ahold, tiene como presidente a Pere Carbó. Caprabo es una empresa familiar, primera del sector de distribución alimentaría en Cataluña. Durante el pasado ejercicio, la empresa facturó 89.764 millones y obtuvo unos beneficios netos de 3.613 millones de pesetas. En 1996, Caprabo aumentó su plantilla en 1.100 personas, hasta 4.000 empleados.

Control sindical

CC OO denunció a la empresa por primera vez en 1994 en el marco de una política del sindicato de seguimiento de la evolución de la contratación en las empresas catalanas.Según CC OO, más del 70% de la plantilla de Caprabo trabaja como temporal. La responsable de empleo y ocupación del sindicato, Angelina Puig, y la sección sindical en la cadena de supermercados, explicaron que se han iniciado negociaciones sobre el tema de la contratación con la empresa. Este mismo sindicato acaba de denunciar también a un buen número de empresas por contratación irregular en varias empresas de polígonos industriales del Vallès Occidental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de mayo de 1997.

Lo más visto en...

Top 50