Telefónica se compromete a negociar un convenio colectivo para el sector

La dirección de Telefónica se ha comprometido con los sindicatos a promover la negociación de un convenio colectivo para el sector de las telecomunicaciones, inexistente hasta ahora. La iniciativa, propuesta por las centrales, está contemplada en el convenio colectivo de Telefónica consensuado con los sindicatos. La propuesta afecta a cerca de 97.000 trabajadores del sector de equipos y servicios de telecomunicaciones que hoy se guían por convenios colectivos tan dispares como el siderometalúrgico, el transporte o la construcción.

El convenio de Telefónica para los años 1997 y 1998 contempla la oferta de prejubilación a los 55 años para sus empleados, una subida salarial del 2,6% para 1997 y un plus de productividad de 37.000 pesetas que se abonará en la nómina de septiembre. Con todo, la subida salarial pactada para este año equivale al IPC más un 0,8%, según los sindicatos mayoritarios en Telefónica (UGT, CC OO y CGT).El convenio establece una cláusula de revisión para el año 1998 y la garantía de que tan sólo se aplicarán medidas de ajuste de plantilla de carácter voluntario (prejubilaciones y bajas incentivadas).

El texto del convenio, que será sometido al refrendo de las asambleas de trabajadores por los sindicatos, señala expresamente que la compañía se "cornpromete a iniciar los trámites para la consecución de un convenio colectivo del sector de las telecomunicaciones". Telefónica, empresa que acapara casi el 90% de la facturación total del sector en España, garantiza a los representantes de los trabajadores que pondrá en conocimiento de las organizaciones empresariales la conveniencia de ese acuerdo sectorial.

El convenio de Telefónica sirve como referencia para las medianas empresas de servicios o equipos cuya actividad se relaciona con las telecomunicaciones. Las más grandes negocian su propio convenio, guiándose por los acuerdos colectivos de sectores tan dispares como el metal, los transportes o los servicios en general (informático, turismo ... ).

Hace tiempo que UGT y Comisiones Obreras reclaman la apertura de negociaciones para la consecución de un convenio colectivo que regule las relaciones laborales en el sector. Sin embargo, esa reivindicación carecía de sentido hasta hace bien poco, puesto que Telefónica acaparaba toda la actividad de servicios de telefonía en España y bastaba con el convenio de empresa para asegurar los derechos de la inmensa mayoría de los trabajadores.

La aparición de Airtel en el mercado de la telefonía móvil en 1995 y el inminente lanzamiento de Retevisión (con una plantilla de 1.200 empleados, que se duplicará en el primer año) como competidor de Telefónica en telefonía fija hacen que el convenio colectivo sea más necesario ahora. La puesta en marcha de nuevas compañías de telecomunicaciones por cable (televisión y telefonía) a partir del 1 de enero de 1998 y la liberalización plena del sector prevista para diciembre del próximo año han sido argumentos esgrimidos por los sindicatos para que Telefónica acepte hacer de catalizador en las negociaciones para un convenio colectivo.

Reglas de competencia

Con un convenio sectorial, los sindicatos pretenden garantizar unos derechos laborales mínimos. Para las empresas, un convenio colectivo significa una garantía mínima de que la competencia entre ellas no se hará por la vía de la reducción descarada de los costes laborales.

El sector emplea a 96.400 personas, de las cuales un 81% trabajan en el ámbito de los servicios y el resto en empresa fabricantes de equipos, según el informe sobre Redes y Servicios de telecomunicación en España 1996 elaborado por la consultora Price Waterhouse. Telefónica emplea a 67.217 trabajadores.

El acuerdo alcanzado entre los sindicatos y la dirección de Telefónica fija también una subida de las dietas por desplazamientos. Quedan en 5.897 pesetas por día por desplazamientos interprovinciales y en 16.331 pesetas para los internacionales. Los sindicatos reivindican aún la reducción de la jornada laboral.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS