Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REUMATOLOGíA

Nuevo tratamiento contra el dolor lumbar crónico

Alrededor de siete millones de españoles sufren de forma crónica lo que los expertos denominan lumbalgias inespecíficas, una molestia en la zona baja de la espalda de causa desconocida en la mayoría de los casos. Cuando se padece de forma crónica; cuando no tiene un tratamiento quirúrgico claro y, cuando no se puede acudir a los fármacos de forma sistemática porque han dejado de hacer efecto o son contraproducentes, todavía existe una alternativa.

Una técnica basada en la estimulación mecánica (con grapas y punzones) de terminaciones nerviosas de la piel, desarrollada por investigadores españoles, acaba de ser evaluada en un ensayo clínico y ha mostrado su eficacia. Sus resultados se publican este mes en la revista especializada estadounidense Spine.

La evaluación de la intervención neuroreflejoterápica (NTR), desarrollada por el equipo del doctor Francisco Manuel Kovacs, se ha hecho con 78 afectados por lumbalgias inespecíficas crónicas reclutados en los hospitales madrileños Ramón y Cajal, La Paz y Doce de Octubre.

Mejoría rápida

El tratamiento se mantuvo durante 45 días, en el transcurso de los cuales los pacientes tratados experimentaron una "inmediata disminución del dolor en comparación con los resultados en los pacientes control. El dolor aliviado fue clínicamente relevante y estadísticamente significante, y persistió hasta el final del ensayo", recoge la publicación científica.La conclusión del estudio, por tanto, es que la NRT "aparece como un tratamiento sencillo y efectivo para la mejoría rápida de episodios dolorosos en pacientes con lumbalgias crónicas".

El funcionamiento de la terapia se basa en el control de los procesos de inflamación mediada por neurotransmisores. Así, en una intervención sin anestesia que apenas dura 10 minutos, se aplican unas grapas o punzones quirúrgicos que penetran unos dos milímetros en la piel hasta tocar terminaciones nerviosas superficiales. Su objetivo, según explica el doctor Kovacs, es una estimulación por contacto que impida la liberación de un neurotransmisor específico que cuando se secreta provoca el dolor y la inflamación característicos de las contracturas musculares.

El pequeño material quirúrgico se mantuvo en la zona durante los 45 días que duró el ensayo, más allá de los cuales no se evaluaron resultados, según recalcan los médicos que controlaron el estudio. No obstante la Fundación Kóvacs lleva ya una experiencia de forma privada con más de 15.000 operaciones, en las que el material se ha mantenido hasta 90 días en algunos casos. Cada intervención tiene un coste de 25.000 pesetas y hoy por hoy sólo se hace de forma privada.

Crisis dolorosas

Francisco Pozo, miembro de la Unidad de Investigación del Doce de Octubre, concluye que la NRT "es eficaz en el control de la sintomatología de las crisis dolorosas en lumbalgias inespecíficas, especialmente en el control del dolor". Y en concreto, su indicación sería para "personas que no han respondido a fármacos y sin posibilidad de ser intervenidas".La posición de los reumatólogos es todavía expectante. Para Juan Beltrán, jefe del servicio de Reumatología del hospital Ramón y Cajal, de momento la NRT "es un tratamiento más". No obstante se mostró partidario de, al menos, conseguir unas becas para que médicos de la sanidad pública pudieran formarse en esta nueva terapia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de abril de 1997