Un estudio prueba que las paralíticas pueden tener orgasmos

Dos investigadores de la Universidad de Rutgers (Nueva Jersey, EEUU) han descubierto que las mujeres paralizadas con fractura total de médula espinal pueden experimentar el orgasmo, y que esta reacción puede ayudar a soportar el dolor en pacientes con artritis u otras dolencias crónicas. El anuncio se hizo anteayer en el campus de esa universidad en Newark, después de que circulara una información de Associated Press afirmando erróneamente que los investigadores, Barry R. Koinisaruk y Beverly Whipple, habían abierto el camino hacia una píldora del orgasmo.

Sin embargo el doctor Whipple negó esta extrapolación y dijo que su trabajo se había limitado al estudio del orgasmo en relación con los canales neuronales del dolor. En una rueda de prensa convocada urgentemente para aclarar la confusión, Whipple declaró: "La búsqueda de una píldora del orgasmo no es mi objetivo. Sólo me interesa el placer sexual y la satisfacción plena de la mujer".

En concreto, Whipple y Komisaruk han observado a lo largo de su estudio que "la estimulación vaginal de ratas de laboratorio crea una vía neuronal que bloquea el dolor", y que, al mismo tiempo "las mujeres que se autoestimulan en un entorno de laboratorio y experimentan el orgasmo, tienen un nivel mucho mayor (hasta el 100 por ciento) de resistencia del dolor. "Durante un estudio realizado a lo largo de 1996 con mujeres paralizadas por fractura total de la médula, estos médicos observaron que las pacientes podían tener orgasmos (a través de la masturbación) pese a carecer de sensibilidad por debajo del pecho.

Según Whittle, en estos casos el orgasmo viaja por el nervio vago, desde el cérvix hasta el cerebro a través del abdomen, el pecho y el cuello. La investigación sobre estos transmisores sigue en curso, pero podría desembocar en un método para paliar el dolor crónico artrítico o de la gestación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de abril de 1997.

Lo más visto en...

Top 50