Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Torrent: "Necesito romper esa imagen de actriz de papeles serios"

La intérprete de 'Tesis' representa en teatro a Bernard Shaw

Atraviesa un momento dulce Ana Torrent tras el éxito de Tesis, donde encarnaba a una estudiante en busca de las raíces de la violencia y de las claves de su identidad. Actriz inquieta, ha apostado ahora por el teatro y representa una obra de George Bernard, Shaw, La profesión de la señora Warren, "para limpiar los vicios del cine". Encasillada, a su pesar, en papeles dramáticos, sorprende en Ana Torrent un talante risueño y divertido. ''Me encanta la comedia y necesito romper esa imagen de actriz de papeles serios y atormentados" dice.

Le gusta compaginar el cine y el teatro y confiesa que las tablas "son más gratificantes para una actriz". "La escena", comenta, "te permite un mayor control del personaje y una visión más clara de toda la obra. Además estoy encantada de interpretar un personaje de Shaw con la compañía de Julieta Serrano". Tras meses de recorrer varias ciudades de España, Ana Torrent (Madrid, 1966) interpreta ahora en un teatro de madrileño a la hija de la dueña de un prostíbulo, que ha podido estudiar gracias a los negocios de su madre, y con la que mantiene un enfrentamiento moral. En la frontera de los 30 años Torrent reconoce que a los jóvenes les cuesta acudir a las salas teatrales "porque están acostumbrados a las imágenes trepidantes del cine y de la televisión".Marcada durante mucho tiempo por aquella niña de El espíritu de la colmena, que llenó con sus profundos ojos negros una de las mejoras películas del cine español, Torrent se marchó a los 20 años a Nueva York para estudiar arte dramático y para comprobar si de verdad quería ser actriz. "La experiencia de vivir siete años en Estados Unidos resultó muy rica tanto en lo profesional como en lo vital, pero llegó un momento en que sentí la necesidad de volver a España para ver lo que pasaba. El regreso fue un poco duro al comienzo, pero después las cosas han rodado mucho mejor", comenta con una sonrisa picarona.

Popular entre los jóvenes

Después de haber participado en varios filmes como Vacas, Entre rojas y Puede ser divertido Ana Torrent fijó un punto y aparte con su interpretación en Tesis. Dirigida por un novel de 24 años como Alejandro Amenábar y premiada con siete premios Goya, todo el equipo está sorprendido del triunfo de la película que obligó a reponerla después de haber sido retirada de las carteleras. "Amenábar tenía muy claro en su cabeza el guión y el montaje cuenta Torrent, "y la historia supo atrapar a un público joven entre el que funcionó el boca a boca. El inesperado éxito me ha convertido en una actriz popular entre gente de 15 o 20 años que me reconoce por la calle". Da la impresión de que este repentino gancho entre veinteañeros le gusta especialmente a una Ana Torrent cansada de haberse convertido, por sus trabajos con Víctor Erice o con Carlos Saura, en una niña-actriz de culto para generaciones que ya sobrepasan la cuarentena. "Es cierto", subraya, "que todos mis últimos papeles en el cine han sido a las órdenes de directores jóvenes como Amenábar o Julio Medem o Azucena Rodríguez. No ha sido una opción deliberada, pero en cualquier caso me alegro de que haya sido así".La actriz sostiene que el cine nacional atraviesa una buena época y lo atribuye en parte a la irrupción de gente nueva que ha sido decisiva para que los espectadores jóvenes acudan a las salas". Según Torrent, "antes se identificaba el cine español con las españoladas y esa especie de inercia se va rompiendo".

Vive todavía a caballo entre Madrid y Nueva York aunque, al compás de las ofertas profesionales que recibe, cada vez pasa temporadas más largas en España. Se reconoce dispersa y necesitada de disciplina exterior, pero no renuncia a ponerse escribir guiones de cine en un futuro. "Tengo ideas sobre personajes o sobre historias que me gustaría contar", añade. Ahora prepara las maletas para rodar en varios países un filme con un joven director cubano, llamado Enrique Oliver. "Es una comedia" suspira la actriz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de marzo de 1997