Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'DECRETAZO', EN EL CONGRESO

IU habla de un "triste espectáculo mediático y comercial"

El Gobierno logró ayer la convalidación parlamentaria de su decreto-ley del 1 de febrero pasado, en el que se regula la televisión digital en España, tras un tenso debate en el que el ministro de Fomento, Rafael Arias Salgado, y el portavoz socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, mezclaron en la pelea política a grupos de comunicación considerados por cada uno de ellos como afines al adversario. El PNV acusó a PRISA -empresa editora de EL PAÍS- de haber emprendido una "caza de brujas" contra el nacionalismo vasco. La convalidación del decreto-ley se produjo sin sorpresas, con el voto en contra de los socialistas. El PP apoyó después la tramitación del texto como un proyecto de ley normal, en cumplimiento de las condiciones impuestas por CiU e IU para no dejar solo al Gobierno.

, Izquierda Unida estuvo representada ayer en la tribuna por Felipe Alcaraz, quien realizó una intervención dirigida a situarse en el justo medio de las posiciones de los dos antagonistas, Gobierno-PP y PSOE. Criticó a ambas formaciones políticas por "dar un triste espectáculo al entrar en un cruce de batallas, la mediática y la comercial" y desmenuzó después una crítica a cada una de ellas.

Al Gobierno le reprochó las medidas adoptadas en torno a los. descodificadores -"el Gobierno improvisa en este terreno", afirmó- y la contradicción en la que ha incurrido al rechazar hace dos meses una propuesta de su coalición para subir el IVA a la televisión de pago y aprobarla ahora.

Sobre la posición crítica de los socialistas, aseguro, que "el PSOE exagera de manera apasionada". Alcaraz se mostró partidario de la existencia' de una única plataforma digital y realizó un llamamiento a CiU para impulsar un acuerdo entre los grupos enfrentados.

En Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya (IU-IC), que cuenta con 21 representantes en el Congreso, no todo el mundo estaba de acuerdo con el decreto-ley convalidado ayer. Los dos representantes de Iniciativa per Catalunya, Joan Saura y Mercé Ribadulla, cuya formación tiene libertad de voto en el seno de la coalición, cumplieron lo adelantado por su jefe de filas, Rafael Ribó, y se abstuvieron en la convalidación del decreto-ley. Una vez que este último tuvo vía libre parlamentaria, apoyaron su tramitación como proyecto de ley.

En IU, la atención también estaba puesta también en los diputados del Partido Democrático de la Nueva Izquierda (PDNI), Manuel Alcaraz y Ricardo Peralta. El secretario general del PDNI, Diego López Garrido, había llevado el debate el pasado lunes a la dirección de IU con un informe sobre el decreto-ley del Gobierno, en el que se pronunciaba claramente por su inconstitucionalidad. Sin embargo, no hubo pulso y los dos diputados del PDNI votaron a favor.

Abstenciones

En total, 197 de los 336 diputados presentes en el pleno votaron a favor de la convalidación del decreto y 132 en contra. Hubo siete abstenciones: dos de los diputados de Iniciativa per Catalunya; dos del Bloque Nacionalista Galego; una de Unión Valenciana; una de Eusko Alkartasuna y una de Ezquerra Republicana de Catalunya.En la votación posterior para aprobar la tramitación del decreto como proyecto de ley votaron a favor 334 de los 335 diputados presentes. Se registró una abstención debido a un error.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de febrero de 1997