Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barranco denuncia irregularidades en la gestión municipal de López-Amor

Juan Barranco, portavoz municipal socialista y ex alcalde de Madrid, aseguró ayer que durante la gestión de Fernando López-Amor, ex diputado del PP y actual director general de RTVE, al frente de la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento madrileño fueron recalificados terrenos en 1989 con los que Banesto obtuvo unas plusvalías de 30.000 millones de pesetas, informa Europa Press. El alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, salió ayer en defensa de López-Amor. EL PAÍS no logró hablar con éste, a pesar de que insistió en su secretaría, que informó que el director general estaba ocupado.

MÁS INFORMACIÓN

, Posteriormente, en declaraciones a la cadena de radió Onda Cero, López-Amor calificó de "calumnia, infundia e ignominia", que "hieren los más profundo" de su "honorabilidad personal y profesional", la información de EL PAÍS sobre la investigación. que hizo, utilizando su cargo en Hacienda, sobre la situación fiscal de su entonces compañero de partido, Fernando Soto. Por esa actuación fue sancionado.Barranco también se refirió ayer a esa información. López-Amor utilizó su cargo en Hacienda -era jefe de la Unidad de Inspección- para solicitar a un subordinado él expediente fiscal de Soto el mismo día en el que este último anunciaba que se pasaba al Grupo Mixto y que apoyaría al PSOE en el Ayuntamiento. La presión ejercida sobre el concejal Soto provocó su dimisión el 18 de abril de 1989, siendo sustituido por el siguiente en la lista del CDS: Fernando López-Amor. Barranco perdía la alcaldía dos meses después al no lograr el apoyo de Soto y de otro tránsfuga del CDS, Manuel Martínez Parrondo, que se arrepintió y volvió a este partido.

En torno a este caso, Barranco afirmó: "En la moción de censura de 1989 [en la que perdió la alcaldía] y en las elecciones de 1991 [que dieron la victoria al PP en Madrid] nos metieron goles con la mano y alguien jugó sucio estos partidos". Añadió que "la denuncia de este hecho, y otros que saldrán, demuestra que en la moción que presentaron el PP y el CDS en 1989 se actuó al margen de las reglas que impone la limpieza democrática".

Barranco recordó que en 1989 gobernaba en minoría, si bien iba a contar con el apoyo de dos concejales tránsfugas del CDS -Soto y Manuel Martínez Parrondo-, que reforzarían su cargo, pero a quienes "se presionó y coaccionó gravemente" para que no apoyaran al PSOE.

Acerca de la gestión de Fernando López-Amor en los diversos cargos que ocupó en el Ayuntamiento de Madrid, Barranco subrayó que "en 1989, cuando ostentaba el cargo de concejal de Urbanismo, se produjo el mayor de los escándalos urbanísticos de la ciudad: la recalificación de unos terrenos a Banesto, que generaron a esta entidad bancaria unas plusvalías de 30.000 millones de pesetas". Recordó que "casualmente, el primer teniente de alcalde con competencias en Urbanismo era entonces José Luis Garro, hermano de la mano derecha del entonces presidente de Banesto, Mario Conde".

Otra de las gestiones de Fernando, López-Amor que Juan Barranco encontró rodeada de sospechas se refiere al periodo 1991-1994, cuando el concejal era responsable de la Hacienda municipal. "En esa época", dijo, "la Hacienda municipal pasó de tener una deuda de 46.000 millones de pesetas a la cifra histórica de 220.000 millones", informa Europa Press. Agregó Barranco que "en ese mismo periodo de tiempo, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) se incrementó en un 46% y el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) sufrió un aumento del 65%".

El alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, salió ayer en defensa del nuevo director general de RTVE aludiendo a su gestión en el Ayuntamiento y señalando que "es un buen profesional y así lo demostró en esta casa". López-Amor fue responsable de Hacienda en el anterior mandato municipal. "Cumplió estrictamente mis instrucciones", agregó el alcalde, para quien el trabajo de su concejal y la gestión de su equipo ha conseguido "reducir el gasto público en 20.000 millones".

El alcalde añadió que "en este Ayuntamiento jamás se ha metido un gol con la mano", en respuesta a Barranco. "Aquella moción de censura [en la que Barranco perdió la alcaldía]", añadió, "se produjo dentro de la más absoluta legalidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de febrero de 1997

Más información

  • Alvarez del Manzano, alcalde de Madrid, defiende al ex concejal