Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González duda de la solvencia económica de la plataforma de Telefónica y RTVE

, El secretario general del PSOE, Felipe González, duda mucho de que las entidades y personas que apoyan la plataforma de televisión digital que impulsa el Gobierno y encabeza Telefónica tengan solvencia económica para llevar adelante su proyecto. "Cuando se ponga en marcha en el año 2015 yo la contrataré", bromeó González.

El líder socialista reiteró que le importan muy poco los avatares financieros de las empresas. "Si alguien cree, como dicen, que me preocupa prisa, que trabajo con prisa... [como dijo de él Francisco Álvarez Cascos, en alusión a PRISA, accionista de Canal Satélite], a mí de este asunto me preocupa el aspecto simbólico, el poder de elección. Me da igual a quién le va bien o quién se arruina con este asunto", aseguró.

González realizó estas declaraciones antes de que comenzara una reunión, en la sede de su partido, entre las ejecutivas del PSOE y de la UGT. El ex presidente del Gobierno opinó que el Tribunal Constitucional podría declarar inconstitucional el decreto-ley por el que se regularán las transmisiones de televisión por satélite, ya que un decreto ley sólo está justificado en casos de máxima urgencia.

González comentó con sorna que el Gobierno ha considerado el fútbol asunto de "interés social". "Atiende, Cándido, el fútbol... de interés social; la Sanidad, no", le dijo al secretario general de UGT, sentado a su lado en la conferencia de prensa. Según el líder socialista, la batalla tiene su origen en el pacto suscrito en Nochebuena por Antena 3 TV y Canal + sobre los derechos de transmisión de la Liga de fútbol. "Con la Navidad se iluminaron los cerebros y se dieron cuenta que había que defender el fútbol, ironizó. Después contó algo conocido: el grupo mexicano Televisa habría ofrecido a Antena 3 TV 20.000 millones de pesetas por esos derechos, "rnás que el otro", en alusión a Canal +. Incluso hay, añadió, una carta dirigida al Gobierno en este sentido, "que va a salir en los próximos días". Esa misiva contiene, según él, la condición expuesta por Emilio Azcárraga, presidente de Televisa, de que los derechos de transmisión del fútbol sean utilizados en el sistema de televisión de pago.

A juicio de Felipe González, Telefónica tendrá que explicar a sus accionistas el empleo del dinero destinado a la plataforma digital de televisión, y RTVE no podrá tener acceso a las ayudas europeas por este asunto. ¿Quién pone, entonces, todo el dinero que hace falta?. "Creo que Pedro J. Ramírez va a poner un pastón tremendo, y Epoca, también", ironizó.

"Operación peronista"

Por otra parte, el diputado socialista y ex ministro de la Presidencia Alfredo Pérez Rubalcaba aseguró, en una rueda de prensa en el Parlamento, que el decreto-ley con el que el Gobierno pretende regular las emisiones de televisión digital "es groseramente inconstitucional, hasta en sus disposiciones transitorias" y se inscribe "en una operación peronista, de populismo", orquestada por los estrategas del PP. Esa operación pone de relieve, según Rubalcaba, el autoritarismo del Gobierno de Aznar, "que crea un problema donde no lo hay con el fin de controlar a los grupos de comunicación no dóciles".

El PSOE se opondrá con sus votos a que prospere el decreto ley sobre televisión digital. El próximo jueves el pleno del Congreso decidirá si acepta su convalidación como decreto o impone su tramitación como proyecto de ley, lo que permitiría que el texto pueda ser objeto de todo tipo de modificaciones.

De las palabras de Pérez Rubalcaba se desprende, aunque él rehuyó precisarlo, que el PSOE no descarta interponer recurso ante el Tribunal Constitucional contra una norma que considera "inconstitucional y arbitraria, hecha contra los grupos de comunicación no dóciles al Gobierno, a los que se amenaza con dar con el BOE en la testuz si no agachan la cabeza".

El ex ministro retó al Ejecutivo para que explique "si existió o no existió" una reunión el pasado 6 de agosto en La Moncloa, en la que José María Aznar pactó con Azcárraga el control de la plataforma gubernamental de televisión.

Rubalcaba afirmó que el proyecto gubernamental para restringir las emisiones de fútbol en televisión de pago supone "un intento de nacionalizar el fútbol", nacido de "un ataque de entusiasmo de libre mercado" que "se carga el contrato en vigor de las televisiones con los clubes de fútbol". El proyecto del Gobierno, publicado ayer por El Mundo y Abc -"el BOE se publica ahora por duplicado", ironizó- fue calificado por el diputado socialista de "liberalismo a la búlgara". "Se intenta controlar el fútbol para controlar los medios de comunicación", sentenció.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de febrero de 1997