Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Homenaje al grupo de Cuenca con una revisión histórica de su estética

, La exposición El grupo de Cuenca, inaugurada ayer en la sala de las Alhajas de Caja de Madrid (plaza de San Martín, 1), se convirtió en un recuerdo y homenaje a los pintores Gerardo Rueda (1926-1996), Gustavo Torner (1925) y Fernando Zóbel (1924-1984), amigos unidos en la vertiente lírica de la abstracción y en la creación del Museo de Arte Abstracto Español, de Cuenca, en 1966. La muestra también recoge obras de otros autores vinculados a esta escuela, como José Guerrero (1914-1991), Antonio Lorenzo (1922), Manuel H. Mompó (1927-1992) y Eusebio Sempere (1923-1985).La revisión de 30 años de una estética artística relacionada con un grupo de pintores y la ciudad de Cuenca inicia un ciclo sobre el arte español de la segunda mitad del siglo, según anunció el presidente de la Fundación Caja de Madrid, Alfredo Pérez de Armiñán. El comisario, Alfonso de la Torre, mostró su sorpresa de que en estos años no se haya realizado esa revisión de pintores surgidos al margen del informalismo y de las corrientes expresivas de los cincuenta y sesenta.

El montaje de 70 obras, realizado por Gustavo' Torner, sigue un orden cronológico en las tres plantas de la sala de las Alhajas, donde se agrupan las obras de Zóbel -a quien se dedica la exposición-, Rueda y Torner, a quienes se unen una obra de Guerrero, Lorenzo y Mompó y ocho guaches de Sempere. La mayoría de los cuadros vienen de colecciones privadas, algunas de Estados Unidos, Noruega y Venezuela.

Torner y Lorenzo coincidieron ayer en el recuerdo de Zóbel, "el que marcó la ruta", y la ausencia de una escuela o grupo, "traído por los pelos", en el sentido de ofrecer un programa-manifiesto. "Lo de grupo lo han dicho los demás, nosotros éramos un grupo de amigos sin más", declaró Torner, quien conoció a Zóbel en la Bienal de Venecia de 1962, y contó la búsqueda en Cuenca de una casa para formar un museo tras no encontrar un espacio en Toledo. El catálogo incluye textos de Juan Manuel Bonet, Francisco Calvo Serraller, María Corral y Alfonso de la Torre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de febrero de 1997