Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cascos anuncia un decreto-ley para regular las transmisiones deportivas

El vicepresidente reclama un debate parlamentario

El vicepresidente del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos, confirmó, ayer la pretensión del Gobierno de regular las transmisiones de los partidos de fútbol por televisión. Cascos anunció su intención de promulgar un decreto-ley. Ante la Comisión Constitucional del Senado, dedicó una parte sustancial de su réplica a explicar la posición del Gobierno y reclamó un debate parlamentario. Aseguró que "el rumbo inequívoco del derecho europeo sobre nuevas tecnologías de televisión es defender el derecho de todos los ciudadanos a recibir en abierto, sin codificación, los principales eventos deportivos".

MÁS INFORMACIÓN

, El vicepresidente del Gobierno citó el fútbol como acontecimiento deportivo de interés general por la importancia que tiene en España, citando incluso los índices de audiencia de las retransmisiones deportivas por televisión en los últimos tiempos. Insistió en que el Gobierno "defenderá" todas las posibilidades de las nuevas tecnologías, aunque advirtió que será compatible con el libre acceso a las grandes retransmisiones deportivas. Citó, en este sentido, los criterios de resoluciones del Parlamento Europeo, de la Comisión Europea, incluso del Tribunal de Defensa de la Competencia español y de la propia Audiencia Provincial de Madrid.Amparándose en ellas dijo, por ejemplo, que ya hay doctrina del Tribunal Constitucional cuando se trata de acontecimientos de interés general, donde la relevancia pública goza de derecho preferente ante la libertad de información.

También citó una enmienda del pasado día 12 de noviembre planteada por el Partido Popular Europeo e Izquierda Unida a una directiva europea, según la cual los Estados velarán porque los operadores no adquieran derechos exclusivos de acontecimientos de interés general. Se refería a los Juegos Olímpicos, a las competiciones europeas de fútbol y a aquellos acontecimientos que cada Estado considere de interés general. Álvarez Cascos hizo un llamamiento a que se abra un gran debate en el Parlamento, porque les hora en la que no vale esconder la cabeza debajo del ala, ya que si no se adoptan soluciones aparecerán los problemas más pronto que tarde". Se refería a "evitar incertidumbres para asegurar la estabilidad de los clubes de fútbol y evitar una operación especulativa".

Confirmó que desde su llegada al Gobierno, el PP negocia con los clubes y las sociedades deportivas fórmulas para garantizar su estabilidad en unas conversaciones que tienen como marco la continuidad del convenio de saneamiento de los clubes, su porcentaje en las quinielas e incluso una revisión de la fiscalidad del sector, especialmente del IVA.

El senador socialista José Antonio Marín Rite precisó que "el fútbol, por la cantidad de dinero que acarrea, hace viable o inviable un proyecto de televisión". Se preguntó por la extrañeza que origina en la población el hecho de que el Gobierno tomara ahora cartas en el asunto -en referencia al 24 de diciembre, fecha del acuerdo entre Antena 3 Televisión y Canal + sobre el fútbol-, cuando antes no lo había hecho.

También cuestionó Martín Rite que el derecho a la información se pudiera regular a través de un decreto-ley y no a través del desarrolló de una ley orgánica. "Usted ha hecho referencia al artículo 20 de la Constitución pero no dice nada del artículo 81, que exige una ley orgánica para desarrollar el derecho a la libre información", apostilló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de febrero de 1997