MANIOBRAS TELEVISIVAS DEL GOBIERNO

El Gobierno quiere imponer por ley qué a es codificados partidos serán en abierto y cuáles codificados

El PP se plantea compensar a los clubes de fútbol con ventajas fiscales

Francisco Álvarez Cascos, vicepresidente primero del Gobierno, anunció ayer en la cadena COPE que el Ejecutivo prepara una ley que condicionará la cartelera de las televisiones. Cada semana tendrá que haber por obligación un partido en abierto, el más importante. ¿Quién decidirá qué encuentro? Cascos insinuó que sería el Consejo Superior de Deportes. La intención del Gobierno pasa incluso por trasladar a las televisiones un carrusel de la jornada similar al de la radio, lo que acabaría con los contratos en exclusiva de los clubes (250.000 millones). El PP se plantea compensar a los clubes de fútbol con ventajas fiscales y aumentarles su porcentaje en las quinielas.

, El fútbol televisado sigue preocupando de forma extraordinaria al Gobierno de José María Aznar. Al menos desde el pasado 24 de diciembre, cuando Antena 3 Televisión y Sogecable llegaron a un acuerdo para explotar los derechos audiovisuales de la Liga, el producto por el que más suspiraba la plataforma digital que impulsa Telefónica. Primero fue la intención de prohibir el fútbol codificado, rectificada por el portavoz gubernamental, Miguel Ángel Rodríguez, quien tras el Consejo de Ministros del pasado viernes aseguró: "No se puede prohibir el fútbol codificado". "El Gobieno no va a prohibir el fútbol codificado, ¡cómo lo va a prohibir!", dijo anoche Alvarez Cascos en una entrevista concedida al programa Supergarcía de la cadena COPE -socio de la plataforma gubernamental- Por primera vez desde que este espacio se emite en la cadena de la Iglesia Católica, a la cita acudieron cámaras de Televisión Española -también integrante de la misma plataforma digital-, según reconoció en las ondas su director, José María García.Tras las amenazas al fútbol codificado, el Gobierno quiere ahora regular por ley la obligatoriedad de que se transmita cada jornada de Liga un partido en abierto, el que se considere "más relevante, a tenor de las cifras de audiencia". Así lo anunció Cascos en la COPE y lo publicaba ya en su primera edición de hoy el diario El Mundo -militante de la plataforma digital que impulsan el Gobierno y Telefónica- Este periódico asegura haber tenido acceso al informe presentado durante la mañana por el Cascos al Comité Ejecutivo Nacional del PP. Y es que el vicepresidente y dicho comité dedicaron una jornada casi monográfica a debatir sobre fútbol y televisión.

Una oferta garantizada

Ahora, la intención del Gobierno pasa por imponer legalmente un partido en abierto cada jornada. Algo que ya está garantizado por los acuerdos entre Audiovisual Sport y las autonómicas, que permite a éstas un partido en abierto cada jornada hasta el año 2003. Y, salvo que TVE, poseedora de los derechos, decida lo contrario, todos y cada uno de los partidos de la selección española y de representantes españoles en la Liga de Campeones serán en abierto. Además, el presidente de Audiovisual Sport, Manuel Campo Vidal, ya recordó la pasada semana que encuentros como el Barça-Madrid de Copa del pasado jueves (11,7 millones de espectadores) se seguirán ofreciendo en abierto en un futuro, al tener esta cadena los derechos de la Copa de los próximos años.

Según El Mundo, entre las ideas de Cascos figura establecer un carrusel deportivo similar al de las radios para poner fin a las exclusivas, lo que daría al traste con contratos valorados en 250.000 millones de pesetas. En la COPE, el vicepresidente justificó los afanes legisladores del Gobierno en materia de fútbol televisado en aras del "derecho a la información".

En esa emisora, Cascos apeló también a la inquietud de su Gobierno por garantizar la "estabilidad" del fútbol. Puesta en duda, en su opinión, por los contratos asumidos por Antena 3 Televisión, Canal,+ y TV3, socios de Audiovisual Sport, empresa que ha llegado a un acuerdo de explotación con la Canal Satélite, la única competidora digital de la alianza auspiciada por el Gobierno. "Hay que evitar la especulación, ver si el valor de esos derechos se van a mantener; hoy valen equis, pero si están en una sóla mano... ¿cuánto van a valer dentro de uno, dos, o tres años?". El vicepresidente agregó: "Tal vez haya que plantearse, como ya lo están haciendo varios clubes, si la negociación que se hizo sigue siendo válida". ¿Cómo conoce el Gobierno ese supuesto "replanteamiento"? Cascos fue explícito: "Hemos tenido conversaciones muy sinceras con algunos presidentes".

Precisamente El Mundo afirma hoy que en el informe presentado por Cascos al Comité Ejecutivo éste recuerda que los clubes reivindican desde hace tiempo un aumento de su porcentaje de las quinielas (un 7,5% para el plan de saneamiento del fútbol y un 1,5 directo a los equipos) y una reducción del IVA (16%). Opina este diario que Álvarez Cascos "parece insinuar que estas cuestiones podrían entrar en la negociación".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS