Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sombras de otros gases

El último caso importante de nube tóxica en España se produjo en junio de 1996 en la localidad barcelonesa de Sant Celoni (12.000 habitantes). Una nube de cloro producida por un accidente en la empresa Uquifa intoxicó a 107 personas. En enero del mismo año, la fuga del gas de cloro de la fábrica Erkimia sobrevoló durante tres horas Flix (5.000 habitantes), en Tarragona. Fue considerada, en su momento, como la emisión más grave ocurrida en Europa, aunque sólo hubo una docena de intoxicados. En octubre de 1995, Barakaldo (105.000 habitantes), en Vizcaya, se veía afectado por una emisión de dióxido de azufre de la factoría Rontealde, que no se hizo responsable. Durante más de una hora, los vecinos respiraron una alta concentración de gas que ocasionó un fallecido.En Madrid hay que remontarse a 1995, cuando lo que los testigos calificaban como "nube de olor picante" de origen desconocido se extendía por el norte y sureste de Madrid. Una fuga radiactiva en la empresa de Tres Cantos (24.000 habitantes) Megdenix España afectó a 15 trabajadores en 1992 para gran alarma de los vecinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de enero de 1997