Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TERROR EN PERÚ

El jesuita que enseñó español a Fujimori

El jesuita burgalés Luis Martínez Dueñas es el tercer español, junto con el empresario Manuel Torrado y el encargado de negocios de la Embajada española en Lima, Estanislao de Grandes, retenido con otras casi 500 personas en la residencia del embajador japonés en Perú desde el pasado miércoles por un comando del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA).Luis Martínez es el capellán de la colonia nipona en Perú, país al que fue destinado hace 20 años con este propósito, ya que había aprendido japonés en las dos décadas que vivió con anterioridad en Japón. Precisamente fue este jesuita de 69 años quien enseñó el castellano al actual presidente de Perú, Alberto Fujimori, a quien también casó. "Es un misionero con mucha entereza y absolutamente entregado a su tarea", asegura su hermana Esperanza, ostensiblemente nerviosa y preocupada en una entrevista telefónica. "Espero", añade, "que el hecho de que estemos en Navidad facilite la solución pacífica".

Relata Esperanza que la última vez que su hermano Luis estuvo en España fue el pasado septiembre, para celebrar el 50º aniversario de su ordenación como sacerdote y recaudar fondos para una. colonia de viviendas en Perú para personas sin hogar y sin las mínimas condiciones de subsistencia. "Se fue muy contento, se le veía muy a gusto con lo conseguido", comenta. Ya se han construido 200 casas y están previstas otra tantas.

Según Esperanza, fue su hermano Mariano, residente también en Perú, quien dio la alarma sobre el secuestro del capellán. Hasta ayer se creía que sólo eran dos los españoles retenidos en el recinto diplomático japonés. Nacido en una familia de 14 hermanos de los que sólo viven seis, Esperanza asegura que, a pesar de la dedicación a los pobres y a los marginados, el sacerdote es un "hombre muy familiar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de diciembre de 1996