Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sergi Belbel, premio nacional de literatura dramática

"Espero que esto me permita estrenar Morir, mi última obra". Esta fue ayer la reacción inmediata de Sergi Belbel al saber que le habían otorgado el Premio Nacional de Literatura Dramática, a causa, precisamente, de su última obra. El dramaturgo catalán se mostró "perplejo y ecomocionado" y explicó que las dificultades técnicas de Morir -necesita 14 actores- habían contribuido a retrasar, sin duda, su puesta en escena. "Estoy dispuesto a todo para estrenar: incluso estoy dispuesto a hacerlo debajo de un puente". En fin, ahora confío en que no sean precisas soluciones tan drásticas". A juicio de su autor, Morir es "un trabajo salvaje y ambicioso que trata de la vida y de la muerte, pero no de la muerte inevitable por enfermeda o catástrofe, sino de la muerte accidental que podría evitarse y que es la que nos provoca la rabia". La obra, dividida en dos partes, explica siete historias que en cada una de las partes tiene un desenlace diferente. Morir, escrita originariamente en lengua catalana, ha sido traducida al castellano ya que la editorial Visor publicará el texto en las próximas semanas.El jurado que otorgó este premio, dotado con dos millones y medio de pesetas, estuvo integrado por Francisco Nieva, Olga Gallego, Eugenio Arocena, Frederic Roda, Eduardo Haro Tecglen, Luis Cura Clemente, Andrés Amorós, César Oliva, Ricard Salvat, José María Díez Borque y Josep Maria Benet i Jornet. Formaron parte también de este jurado el director general del Libro y Bibliotecas, Fernando Rodríguez Lafuente, como presidente, y la subdirectora general de Promoción del Libro, Pilar Barrero García, como vicepresidenta.

Junto a Belbel optaron singularmente a este galardón Jerónimo López Mozo, Manuel Loureiro, Santiago Martín Bermúdez, José Martín Recuerda, Xavier Mendiguren, Luis Celmas Remiro, José Sanchis Sinisterra, Alfonso Sastre y Rodolf Sirera.Teatro joven

Representante de un teatro joven, definido por la sinceridad y alejado de los escenarios estrictamente comerciales, Sergi Belbel nació en Terrassa en 1963 y es, además de autor y director teatral, licenciado en Filología románica. Profesor de arte dramático, inició su carrera como escritor teatral con la obra Caleidoscopio (1985), con la que ganó el Premio Marqués de Bradomín. Belbel reconoce que intenta -"otra cosa es que lo consiga"- hacer un teatro "atractivo para la gente; que obligue al espectador a removerse en la butaca y no le deje indiferente".

La labor teatral de Belbel no se limita a la escritura. Entre los éxitos recientes del teatro catalán se cuentan algunas de sus direcciones escénicas, como El mercader de Venecia, de Shakespeare, y L'hostalera, de Goldoni. Ahora escribe, junto a Jordi Sánchez, la obra Soc Iletja (Soy fea), una comedia que estrenará, bajo su dirección, la compañía Krampack el próximo año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de noviembre de 1996