Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PROTESTA CIUDADANA CONTRA ETA

Miles de vecinos de Delclaux denuncian en las calles de Getxo la "imposición fascista" de ETA

Una marea de paraguas encabezada por el alcalde en funciones de Getxo y representantes de todos los partidos políticos vascos, salvo Herri Batasuna, recorrió ayer las calles el municipio de Vizcaya para exigir a ETA la inmediata liberación del vecino de la villa Cosme Delclaux y del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara. Pese al frío y la intensa lluvia, unas 10.000 personas, entre las que se encontraban dos hermanos y un tío de Cosme Delclaux, salieron a la calle tras la pancarta con el lema "Secuestrados libertad" para denunciar "la imposición fascista de ETA", en palabras de los convocantes.

Los miembros del consistorio abandonaron unos minutos la manifestación para acercarse al domicilio de los Delclaux y entregar un comunicado de aliento a la familia. El texto afirma que la sociedad y las instituciones "no se doblegarán nunca" ante los chantajes de ETA. El padre del secuestrado, Álvaro, recogió el comunicado y agradeció la solidaridad ciudadana repitiendo: "Muchas gracias".El mal tiempo no impidió que los vecinos y dirigentes de todos los partidos del Pacto de Ajuria Enea acudieran a la cita en Getxo para mostrar con su silencio el rechazo y la protesta contra los dos últimos secuestros de la organización terrorista.

Cosme Delclaux está en manos de un comando de ETA desde el pasado lunes y el funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara cumplió ayer 10 meses como rehén de la banda armada. La manifestación de repulsa había sido organizada por los ediles del PNV, PP, PSE-EE, EA e IU en el Ayuntamiento de Getxo.

Visita a la familia

Poco después de mediodía, la cabeza de la manifestación se detuvo en las inmediaciones de la zona residencial donde tiene su casa la familia Delclaux y los ediles, con el alcalde en funciones, el peneuvista José Luis Ramos Uranga, se desplazaron hasta la vivienda para hacer entrega de un comunicado de apoyo, ánimo y solidaridad.Abrió la puerta principal el padre de Cosme, el empresario Álvaro Delclaux. La delegación le hizo entrega del comunicado, que se leyó luego al término de la manifestación. El padre, con una media sonrisa en el rostro, agradeció las muestras de apoyo.

Cuándo la delegación municipal regresaba a la cabeza del cortejo, dos de los hermanos y un tío del secuestrado, que hasta entonces habían participado confundidos entre la multitud se colocaron en uno de los laterales de la cabeza de la manifestación, aunque no realizaron ningún tipo de declaración.

La familia ha designado como portavoz al abogado Carmelo Renobales Scheifler, hijo del consejero de Justicia del primer Gobierno vasco y miembro de un importante bufete de abogados en Vizcaya.

A la manifestación acudieron, entre otros, el consejero de Interior del Gobierno vasco, Juan María Atutxa; el Ararteko (defensor del pueblo vasco), Xabier Markiegi; los dirigentes socialistas Rosa Díez y Nicolás Redondo Terreros; el portavoz del Grupo Vasco en el Congreso de los Diputados, Iñaki Anasgasti; los dirigentes del PNV, Gorka Agirre y Xabier Atutxa; el presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz; el secretario general de EA, Inaxio Oliveri, y el coordinador de IU en Euskadi, Javier Madrazo.

Todos ellos reclamaron a ETA que escuche la voz y los deseos del pueblo vasco y exigieron a los secuestradores que pongan en libertad a Cosme Delclaux y a José Antonio Ortega Lara. El consejero Atutxa mostró de nuevo su "repugnancia" por las actitudes "mafiosas" que demuestra la organización terrorista.

En el comunicado de los grupos municipales, leído al término de la manifestación, los convocantes señalan "a los violentos, a los que secuestran, a los que han ordenado el secuestro y a quienes lo apoyan, que no van a conseguir nada, que lo único que están logrando es crear dolor y sufrimiento". El texto advierte que "no hay nada que se pueda construir basado en el dolor, el sufrimiento y la imposición fascista".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de noviembre de 1996

Más información

  • Ni la lluvia ni el frío impidieron la muestra de solidaridad con la familia del secuestrado