Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Italia gana puntos para sustituir a España como interlocutor con Cuba

Italia se coloca en posición privilegiada para cubrir la vacante que España deja -con su nueva política de dureza hacia Cuba-, en el papel de primer interlocutor de la Unión Europea (UE) con la isla. "Está intentando aprovechar la oportunidad", comentan diplomáticos en Bruselas. "No lo pretendemos, pero es España quien cambia su posición", matizó un, representante italiano. En Dublín, el Comité Político de la UE encargó a la presidencia irlandesa reescribir la propuesta española."Italia no está segura de poder reemplazar a España" en la función de interlocutor privilegiado europeo con Cuba, "pero está intentando colocarse para aprovechar la oportunidad", concluyó un alto diplomático en Bruselas. El último indicio de esta actitud es la fuerte reticencia mostrada por Roma a la propuesta española presentada a los Quince para endurecer las relaciones con el régimen de Fidel Castro. Algo que se completa con la ocasión que le proporcionan las visitas de Castro a Roma como vicepresidente de la FAO y con la sintonía del Gobierno italiano y la diplomacia vaticana en la estrategia de "presión y diálogo crítico, pero sin acoso".

La diplomacia italiana negó ayer oficialmente esa pretensión. "No pretendemos reemplazar a España, pero", matizó, "es ella la que cambia de posiciones". "Nosotros, al contrario, seguimos en la estrategia de siempre, para Cuba y para otros regímenes: el diálogo - crítico, la. presión hacia la democratización sin interrumpirlo y sin provocar crisis, da más resultados prácticos que los grandes gestos", resumió.

No es sólo Italia quien otea la posibilidad de ocupar la vacante que va dejando España. También Portugal. Funcionarios del país vecino explican en privado que "el primer ministro Guterres está aprovechando el vacío que va dejando Aznar en puntos de América Latina para diversificar sus lazos en la región, hasta ahora muy centrados en Brasil". Esta estrategia es compartida por el presidente Jorge Sampaio, quien mantuvo un encuentro con Castro en Chile, "fructífero, aunque duro", según dijo.

Otro texto

Simultáneamente, otros actores que venían compartiendo la postura tradicional de la UE, toman más posiciones en la isla. Económicas: dos cadenas canadienses acaban de decidir una inversión de 900 millones de dólares en hostelería y telecomunicaciones en Cuba. Diplomáticas: la representación mexicana ha pedido información a Bruselas y a Madrid sobre la propuesta española y ha mostrado su inquietud.La propuesta fue examinada ayer brevemente por el Comité Político de la UE en Dublín. Los Quince consensuaron el propósito de que el Consejo de Ministros de Exteriores adopte una "posición común". Pero ésta debe contener, subrayaron, una "aproximación constructiva". Y encargaron a la presidencia irlandesa la redacción de un nuevo texto, tomando como materiales el español -ya suavizado- y los comentarios de los otros catorce socios. La diplomacia española consideró bueno este resultado, porque indica que "nuestra iniciativa ha sido bien acogida". Las que sostienen posturas críticas también estaban satisfechas "pues encargar a la presidencia un nuevo documento es considerar que el español no era muy constructivo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de noviembre de 1996