Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maradona no tendrá que declarar en el 'caso Coppola'

Buenos Aires

Diego Armando Maradona no será citado a declarar en la causa contra su representante, Guillermo Coppola, detenido por supuesto contrabando y tráfico de drogas, según aseguró ayer el secretario del juzgado federal de Dolores (Argentina), Roberto Schlagel: "El futbolista no aparece para nada vinculado con la venta de estupefacientes".

Coppola se halla en la cárcel de Dolores, a 200 kilómetros al sur de Buenos Aires, desde el miércoles, tras entregarse él mismo. Fuentes judiciales, dijeron ayer que el intermediario futbolístico afirmó ante el juez que es inocente y que no le pertenece el medio kilogramo de cocaína que la policía halló en su domicilio el pasado martes. Dichas fuentes añadieron que el representante de Maradona sería visitado ayer, día de su 49 cumpleaños, por familiares y amigos autorizados, entre los que podría encontrarse el propio Maradona.

El juez a cargo de la causa, Hernán Barnasconi, sospecha que Coppola entró en su domicilio antes de entregarse a la policía, para retirar documentos, pese a una prohibición judicial, lo cual ha motivado una investigación para determinar por qué las fuerzas de seguridad no vigilaron la casa.

Por otro lado, el ministro argentino de Interior, Carlos Corach, reiteró que ningún funcionario del Gobierno fue involucrado en el caso Coppola. "Es un disparate", respondió Corach cuando la prensa local le preguntó por las versiones periodísticas que relacionan a Coppola con Ramón Hernández, secretario privado del presidente argentino, Carlos Menem.

La opinión del ministro está en perfecta sintonía con las declaraciones de Hernán Bernasconi, quien aseguró que ni Hernández ni ningún otro funcionario están siendo investigados en ese expediente. "El juez Bernasconi ya ha señalado con absoluta claridad que Ramón Hernández", subrayó Corach, "no tiene absolutamente nada que ver con el tema, ni existe ningún funcionario vinculado a esa causa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de octubre de 1996