_
_
_
_

El Canal de Isabel II decide endeudarse para dar liquidez al Gobierno regional

José Manuel Romero

El PP ha descubierto una fuente de financiación nueva, el Canal de Isabel II, la empresa más rentable en manos de la Comunidad de Madrid. En 1997, esta compañía duplicará su partida de inversiones (de 11.000 millones a 21.000 millones) para, entre otras cosas, comprarle a la Administración regional diversas infraestructuras hidráulicas ya terminadas y que actualmente gestiona y utiliza el Canal. La caja regional recibirá 8.000 millones por este concepto el próximo año. Se repetirá la operación en 1998 y 1999. En total, la Comunidad ingresará 24.000 millones de pesetas del Canal por obras hidráulicas hechas por la Agencia de Medio Ambiente durante el mandato de Joaquín Leguina.

Más información
El recibo del agua subirá un 2,6%

Se trata de un artificio financiero para dotar de mayor liquidez a la Comunidad de Madrid. Antonio Beteta, que reúne los cargos de consejero de Hacienda y presidente del Canal de Isabel II, ha ideado esta fórmula para salvar los obstáculos que llegan. "El año que viene, la Administra ción central nos ha puesto un tope para endeudamos inferior en 10.000 millones al de este ejercicio", explica. "Por eso, cubriremos la carencia con este ingreso del Canal".Beteta tenía un problema como consejero de Hacienda: falta de liquidez en los presupuestos regionales. Y lo ha re suelto como presidente del Canal de Isabel II: compra de insta laciones que la Comunidad construyó para la compañía su ministradora. "Lo lógico es lo que estamos haciendo ahora. Es normal que el Canal pague sus instalaciones. No entiendo cómo los socialistas no tomaron esta decisión", arguye.

No es la primera vez que el Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón recurre a las empresas públicas para conseguir el dinero que le falta en los presupuestos regionales.

Este mismo año endeudó en más de 40.000 millones a Arpegio, la empresa regional de suelo, para poder acometer las obras de ampliación del metro. Para ello contrató un crédito a largo plazo con Cajamadrid y Argentaria. Sin este mecanismo, Alberto Ruiz-Gallardón no hubiera podido cumplir su promesa de inaugurar 20 nuevos kilómetros de metro en cuatro años.

A diferencia de Arpegio, cuyos recursos son muy limitados, el Canal de Isabel II goza de una salud financiera a prueba de deudas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Clientes fijos

Esta compañía, que nunca será privatizada por el PP, según recuerda siempre el presidente regional, tiene un patrimonio su perior a los 200.000 millones de pesetas, abastece a 141 de los 179 municipios de la Comunidad y recauda anualmente más de 38.000 millones de pesetas por sus servicios. Sus clientes, siempre fijos, cada año son más.El próximo ejercicio, el Canal deberá incrementar un 400/0 su endeudamiento a largo plazo -de 25.000 millones pasará a 35.000 millones- para hacer frente a la compra de infraestructuras hidráulicas propiedad de la Comunidad, Administración pública de la que de pende. Sus gastos financieros también subirán: este año ha pagado 5.493 millones; en 1997 deberá 6.135.

Los préstamos tampoco son problema: "El Canal es una empresa muy solvente, con ingresos anuales muy importantes. Los bancos nos concederán los préstamos con facilidad", dice Beteta.Bajarán los beneficios de la empresa, pero a su presidente no le preocupa demasiado. "Ésta es una compañía cuyo fin no es ganar dinero, sino prestar un buen servicio", sentencia.

Abstención socialista

El presupuesto para 1997 será de 50.833 millones de pesetas (un 25% superior al de este ejercicio), según aprobó el lunes el Consejo de Administración del Canal, con la abstención de los dos representantes socialistas y el único voto en contra del vocal de UGT.La abultada partida de inversiones (21.361 millones de pesetas) servirá para comprar infraestructuras (estaciones depuradoras principalmente) a la Comunidad, abrir nuevos pozos para aumentar las reservas de agua subterránea y mejorar la red de distribución.

El año que viene, según decidió el Consejo de Administración, la compañía no incrementará sus gastos de personal. Incluso ahorrará 40 millones de pesetas el Canal en este capítulo (de 12.283 millones pagados este año bajarán a 12.243).

Este suave recorte, que ha desatado la preocupación entre los sindicatos, se debe principalmente a las bajas por jubilación que se producirán el próximo año. El Canal tiene actualmente una plantilla de 1.781 empleados fijos. En los últimos tres años, la empresa más rentable de la Comunidad ha perdido 113 trabajadores.

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_