Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agua para saciar a Colón

El agua volverá a brotar en las fuentes de Colón. Su grifo fue cerrado hace tres años. Perdía una cantidad equivalente al consumo diario de 1.000 personas. La base de las arquetas, por donde drenaba, será impermeabilizada. La reparación durará cuatro meses y afectará a todas las superficies en contacto con el agua y a la iluminación del conjunto, igual a la de 20 viviendas. Las fuentes funcionan mediante un sistema de circuito cerrado activado por motobombas de gran potencia que aspiran, llenan y vacían el agua extraída de 14 pozos subterráneos.Las 10.000 toberas de las fuentes serán examinadas. Se trata de pequeños agujeros dispuestos de tal forma que 120.000 litros de agua por minuto puedan dibujar, en una cortina de cinco metros de altura, el velamen de las carabelas de Colón en su ruta hacia América. Ésa era la intención inscrita en el diseño del arquitecto Herrerar Palacios, que asistió a su inauguración en mayo de 1977.La contigua cascada del Centro Cultural de la Villa, de 72 metros de longitud, una de las más extensas de España, será asimismo reparada. Un escalón de ocho centímetros, causado por el retroceso de la base del edificio, que impedía el ver tido uniforme, será corregido, señala el ingeniero técnico Carlos de la Fuente. Noventa militros de agua por minuto volverán a recorrer un circuito que se alimenta de otros tres pozos. Dentro del vestíbulo del centro cultural se evitarán los salpico nes de la cascada mediante un recrecimiento apropiado. Todo el agua de la cascada y las fuentes circula y se recupera incesantemente.

Las obras, que realiza la empresa Imes, han sido presupuestadas en 32,9 millones de pesetas -sin IVA-, que aportará una firma de hidrocarburos

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de septiembre de 1996