Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gobierno cede ante Lucas y asegura que las comunidades no perderán con la cesión del IRPF

/ L. R. A. Conseguir el apoyo de la mayoría de las comunidades, en especial las gobernadas por el PP, costará dinero al Gobierno. En la reunión preparatoria M Consejo de Política Fiscal y Financiera que el lunes decidirá el nuevo modelo de. financiación autonómica, el Ejecutivo ofreció a las comunidades un colchón financiero no cuantifícado. Cede así a las presiones del presidente de Castilla y León, Juan José Lucas, que exigió medidas compensatorias para dar su apoyo.

El ministro de Administraciones Públicas, Mariano Rajoy reconoció oficiosamente al finalizar el Consejo de Ministros que las medidas compensatorías que recibirán las comunidades menos beneficiadas por el nuevo sistema, fruto del pacto entre el PP y CiU, costarán más dinero al Gobierno.El ministro, que recogió el guante lanzado la víspera por el presidente de una de las comunidades más emblemáticas para el PP, la de Castilla y León, garantizó que la cesión del 30% del IRPF, con capacidad normativa, no conllevará pérdidas para ninguna comunidad respecto al sistema actual. El Ejecutivo garantiza también que ninguna se quedará atrás respecto a las demás en su nivel de financiación.

Rajoy aseguró que el Gobierno aumentará el Fondo de Compensación Interterritorial (FCI), congelado durante cinco años; desarrollará el artículo 15 de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA) con la nivelación de, servicios, y establecerá topes mínimos.

De esta forma se satisfacen las exigencias que Lucas planteó la víspera, en un almuerzo de presidentes autonómicos del PP convocado por los ministros Rajoy y Rato. Lucas dijo ayer en Valladolid que la nueva propuesta del Ejecutivo es "un avance cualitativo", aunque preciso que quería "ver documentos". "Lo importante ahora es ver cómo las medidas del Gobierno se recogen en los Prespuestos Generales del Estado", añadió.

De acuerdo con la nueva oferta del Gabinete, la idea inicial de corresponsabilidad fiscal queda rebajada en varios grados. En resumen, si una comunidad consigue aumentar la recaudación del IRPF en su territorio, la ganancia es neta. Pero si pierde, el Gobiernó central amortigua la caída de forma considerable. Se ponen así los topes mínimos que exigían las llamadascomunidades pobres y se da satisfacción, también a las ricas, que bajo ningún concepto querían topes máximos. Castilla y León queda satisfecha; Cataluña, sin problemas, y la socialista Andalucía, con menos argumentos no políticos para decir que no.Financiación mínima

Como explicó el secretario de Estado de Hacienda, Juan Costa -al término de una reunión de casi seis horas que costó una lipotimia al consejero valenciano, José Olivas-,, las comunidades autónomas, que, acepten la cesión del 15% del IRPF tienen garantizada como mínimo la misma financiación que obtendrían de prorrogarse el sistema que termina este año..

Además, si los recursos de una comunidad crecen por debajo de la media de su grupo (comunidades del artículo 143 por un lado y del 151 por otro), el Gobierno central les cubre la diferencia hasta el 90% (la media sería el. 100%) para que ninguna se quede atrás. Lo que no aclaró Costa en Hacienda, lo mismo que Rajoy en La Moncloa, es de dónde sale todo ese dinero adicional que el Ejecutivo está dispuesto a poner sobre la mesa para sellar un amplio acuerdo el lunes próximo.

El secretario de Estado de Hacienda afirmó que "el Gobierno está cerrando el modelo, y en el Consejo de Política Fiscal y Financiera del próximo lunes manifestará cuáles son sus compromisos presupuestarios para el quinquenio [1997-2001]". Añadió que, tras la nueva oferta, "no existe ninguna razón que pueda justificar un rechazo al nuevo modelo porque se lesionen los intereses de alguna comunidad autónoma. Al contrario, beneficia a, todas".

Rajoy, desde La Moncloa, vaticinó que las 10 comunidades gobernadas por el PP votarán el lunes a favor del nuevo modelo y pidió_a las gobernadas por los socialistas que lo apoyen porque "la solidaridad está muy garantizada, más que en ninguno de los modelos existentes hasta ahora". En cuanto a los llamados, fondos de nivelación (que la financiación por habitante para cubrir los mismos servicios sea igual en las distintas comunidades), otra de las exigencias de las autonomías pobres, Costa explicó que con las dos garantías de financiación que ayer se plantearon se cubre prácticamente el mismo objetivo.Pendiente desde hace 16 años

El secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Jorge Fernández, destacó que éste es un asunto pendiente desde hace 16 años y que ahora no se le puede pedir al Gobierno que lo solucione en un solo ejercicio.

Sin embargo, las tres comunidades gobernadas por los socialistas se mantienen en sus posiciones. La consejera de Hacienda de la Junta de, Andalucía, Magdalena Álvarez, partidaria de que el lunes no se adopte una decisión definitiva, considera que la fórmula elegida "perjudica a las comunidades que tienen- menor nivel de renta". La misma posición matuvo el consejero. extremeño, Manuel Amigo. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de septiembre de 1996

Más información

  • Las medidas compensatorias del Ejecutivo encarecerán el modelo de financiación