_
_
_
_
Crítica:
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Una comedieta radiofónica

Excelente director de fotografía, Carlos Suárez trabaja con asiduidad desde principios de los años setenta. Colaborador habitual de su hermano el realizador Gonzalo Suárez, se siente tentado por la dirección y debuta en esta especialidad con el irregular policiaco El jardín secreto (1984). Mientras prosigue consolidándose como uno de los grandes directores de fotografía del cine español, el desproporcionado éxito de Makinavaja, el último choriso (1991) da un inesperado giro a su carrera.Al mismo tiempo que su hermano Gonzalo Suárez prosigue escribiendo y realizando sus cada vez más personales y literarias producciones, de las que él sigue encargándose de la fotografía, Carlos Suárez vuelve a partir de las mismas historietas gráficas de Ivá para hacer Semos peligrosos (1993) en una similar línea populachera de lo anterior, que también tiene un considerable e inexplicable éxito de público.

¡Los Porretas!

Director y guionista: Carlos Suárez. Fotografia: Francesc Brualla. Música: Emilio Alquezar. España, 1996. Intérpretes: Alfredo Landa, Miriam Díaz-Aroca, Manuel Alejandre, Antonio Fuentes, María Isbert, Milagros Ponti, Simón Andréu, Manuel Codeso, Valeriano Andrés, Marta Fernández-Muro. Estreno en Madrid: Callao, Vergara, Bristol, Albufera, Aluche, Liceo.

Esto le conduce directamente a ¡¡Los Porretas!!, historia basada en un programa de radio original de Eduardo Vázquez Carrasco de gran éxito durante muchos años, que narra las aventuras de una familia madrileña de clase media integrada por el abuelo, Segismundo Porretas, su hijo, su nuera y sus dos nietos.

Poca imaginación

Realizada con muy pocos medios y sin la menor imaginación, esta versión cinematográfica se apoya sobre todo en el enfrentamiento entre el abuelo y la nuera y acumula una sucesión de pequeñas escaramuzas realizadas por el jubilado y su viejo amigo José Pernales.Sin la menor convicción en el material que tiene entre manos, Carlos Suárez sale del paso como puede y fuerza el trabajo interpretativo de sus actores hasta conseguir que estén excesivos, tanto el experto actor Alfredo Landa como la presentadora de televisión Miriam Díaz-Aroca y el conjunto de irregulares secundarios que van apareciendo en el filme.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_