Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Los actores de 'Adosados' defienden el filme en Montreal

Adosados, la última película de Mario Camus, se presentó ayer en la competición oficial en Montreal. Antonio Valero y Ana Duato, los protagonistas, hicieron los honores en ausencia del director. En la proyección destinada a la prensa más de 700 personas llenaban la sala. El público siguió con interés la historia aunque se resintió de cierta frialdad. El día anterior, Max von Sydow llenó durante tres horas la pantalla en una magistral interpretación del Nobel noruego Nutz Hamsun."No es habitual que sean los actores quienes, presenten la película", comentó al público Antonio Valero, "pero como nuestro director tiene miedo al avión, aquí estamos". "Adosados", continuó, "es el nombre de unas construcciones de la España de ahora, a las que la gente se va a vivir muy junta, para luego no hablarse".

En la adaptación de la novela de Félix Bayón, Mario Camus recrea con un tono frío, distante, casi minimalista, la vida de un matrimonio burgués. Una pareja aparentemente perfecta, hasta que una mentira sin importancia saca a la luz todas sus miserias. Esa asepsia de la película, magníficamente rodada y en la que Valero lleva todo el peso, pareció distanciar en cierto modo al público. A pesar de ello, el interés les mantuvo en el asiento y les arrancó un aplauso final. Ana Duato se refirió a una frase que le dijo Mario Camus al terminar el rodaje: "No sé si nos habremos equivocado o no, pero hemos hecho la película que queríamos"

'Hamsun'

Adosados no parte mal situada para hacerse con un premio. Sin embargo, en la competición oficial hay ya algunos títulos que suenan a galardón. Entre ellos Hamsun, del director sueco Jan Troell (Los inmigrantes). Max von Sydow da vida al premio Nobel noruego que durante la ocupación nazi apoyó a los alemanes. Un personaje controvertido, aislado del mundo por su sordera, que el genial actor interpreta en su decadencia y en su tozudez de forma espléndida. Le acompaña la actriz Ghita Norby, con la que ya hiciera pareja en Las mejores intenciones, que le da una. réplica estupenda.Tampoco hay que olvidarse de la película canadiense Pudding chomeur. Gilles Carle, que se dio a conocer en Europa con La verdadera naturaleza de Bernardette, ha rodado una historia disparatada, llena de prostitutas, vagabundos y sectas. No hay indiferencia posible, algunos críticos abominan de lo que llaman la obra de un anciano, mientras otros la consideran una pieza maestra. Pero, sobre todo, es la única película canadiense en la competición.

Otro título a destacar es Gentel into the night, una coproducción entre Italia, Gran Bretaña y Francia que dirige Antonio Baloco. Cuenta las aventuras de una simpática ancianita, la espléndida Julie Harris, que se marcha del asilo haciendo autoestop para volver a la casa de su infancia.

Fuera de competición se ha podido ver la nueva película de Alain Tunner, Fourbi, que se presentará dentro de un mes en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de agosto de 1996