_
_
_
_
_

La Casa Blanca insinúa dar marcha atrás sobre la nicotina si las tabaqueras ceden

La Casa Blanca podría sacrificar la propuesta de que la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) controle la nicotina como droga adictiva si, a cambio, la industria del tabaco evita la promoción entre los jóvenes, señaló ayer el jefe del Gabinete, Leon Panetta a la cadena de televisión CBS. Según Panetta, las compañías tabacaleras deberán agregar unas normas que prohíban vender en máquinas tragaperras, y restringir su publicidad para sectores juveniles.También el portavoz de la Casa Blanca, Michael Curry, declaró ayer a bordo del tren presidencial, que un compromiso con la industria del tabaco sería preferible a todo, "porque sería inmediato, todo lo contrario que sucedería si se producen litigios de cierta duración". Curry añadió que "evidentemente, veremos lo que sale de posibles discusiones".

Clinton consideró el pasado viernes la nicotina como droga adictiva y las tabacaleras anunciaron su decisión de rebatir ese planteamiento en los tribunales. Una demanda de la industria por evitar la puesta en práctica de las medidas de Clinton o al menos retrasarla. Las empresas sostienen que la FDA no tiene autoridad legal para regular la nicotina.

Por otra parte, un sondeo de la CBS destaca que un 67% está a favor de Clinton y un 26% desaprueba su postura. Un 62% opina que las restricciones no contribuirán a una reducción significativa del consumo de cigarrillos entre jóvenes. Según estadísticas oficiales, unos 400.000 jóvenes estadounidenses adquieren cada año el hábito de fumar.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_