Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sistemas disuasorios

Telefónica no puede limitar ningún teléfono si el usuario no lo solicita. Pero el mercado ofrece sistemas disuasorios. Los más eficaces: candados, y limitadores, en los que se programan sólo los teléfonos a los que se puede llamar. Costo aproximado, 5.000 pesetas. Carmen Sasera ha programado dos números hábiles, bomberos y policía, y la factura ha bajado a la mitad.

En otros sistemas el ahorro es calderilla, pero sacuden la conciencia: uno, el nuevo invento de Telefónica, LLamada en Espera, permite recibir llamadas aunque el teléfono comunique mediante un bip, bip y una luz roja que dan el aviso. Darse de alta cuesta 1.000 pesetas y 100 de mensualidad. Otro método es el cuentapasos, que martiriza la conversación con un toc toc toc de fondo y obliga a no separar los ojos de los pasos que va contabilizando. Como último recurso, Telefónica admite pagar la factura en cómodos plazos: "una medida bastante solicitada", según la compañía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de julio de 1996