La oposición critica los ceses en RTVE y cuestiona la independencia de Mónica Ridruejo

La directora insiste en los más de 500 millones entregados a una firma desaparecida

Los portavoces del PSOE e IU criticaron con dureza los ceses y nombramientos de altos cargos -y sobre todo de periodistas-realizados recientemente por RTVE y los contactos entre el ente y la Junta de Castilla y León para decidir el futuro de los archivos de TVE y el No-Do. A su vez, todos los partidos se unieron frente al PP para dar la oportunidad al ex director general de RTVE, Jordi García Candau, de explicarse ante el Congreso, tras las acusaciones de "graves irregularidades" formuladas por Ridruejo contra el anterior equipo directivo del ente público.

Los 23 votos a favor de la comparecencia de García Candau, frente a nueve en contra, suponen la pérdida de la primera votación significativa por parte del PP.Los diputados del PSOE y de IU criticaron esencialmente los ceses de periodistas con calificativos como "purga" o "represalia política". Ridruejo asumió la responsabilidad de los despidos, que justificó por criterios de "profesionalidad" y de "austeridad". Tanto el PSOE como IU opinaron que el Gobierno, y en concreto el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Angel Rodríguez, están detrás de las decisiones de Ridruejo, tanto en materia de personal como en la polémica sobre los archivos de TVE y el NO-DO.Ridruejo reconoció que fue el secretario de Estado quien mantuvo los primeros contactos con la Junta de Castilla y León para discutir un "convenio de colaboración para el mantenimiento y trasvase a nuevos formatos de los archivos". En cualquier caso, aseguró que "la propiedad y gestión comercial de los archivos seguirán siendo de RTVE".Móníca Ridruejo hizo frente al alud de críticas con frialdad, leyendo cada una de las respuestas a las 25 preguntas presentadas por los diputados. Abundó en los datos que proporcionó el pasado lunes y elevó el exceso de gasto comprometido en 1996 de 1.071 millones a 7.936 millones.Summa Consulting

Su apego al guión irritó a algunos parlamentarios que, como Joaquín Leguina (PSOE), hicieron constar su protesta porque la respuesta no tenía nada que ver con la cuestión planteada. A una pregunta de Leguina sobre los motivos de los ceses de periodistas, Mónica Ridruejo contestó explicando el caso de una empresa, Summa Consulting, con la que RTVE firmó un contrato durante el periodo 1991-1992 "por 533,3 millones" para realizar un plan de viabilidad en el Ente. Según Ridruejo, la compañía se constituyó meses antes de la firma del contrato y desapareció a primeros de 1993, abandonando múltiples proyectos. Los datos manejados por Ridruejo en esa respuesta ya fueron incluidos por el Tribunal de Cuentas en su informe sobre RTVE de 1992 y 1993, si bien ese texto menciona una cifra ligeramente inferior -527 millones- a la proporcionada ayer por Ridruejo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción