Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Contactos para reconocerse

En el telómero de la mayoría de los organismos eucarióticos el ADN, que contiene la información genética codificada por combinaciones de cuatro bases (adenina, timidina, guanina y citosina), presenta una secuencia, generalmente rica en guanina, en la que aparecen repeticiones de unidades de seis a ocho bases. Cada especie tiene una secuencia característica. La proteína RAPI reconoce esta secuencia y se une a ella. Los autores del artículo utilizaron el método de difracción de rayos X, por el cual se obtiene una resolución atómica, en cristales formados por el ADN telomérico y una parte de RAPI que se une a éste, para distinguir todos los contactos que posibilitan el reconocimiento específico.La proteína consta de dos regiones (dominios) con similitudes estructurales unidas entre sí, que reconocen dos unidades repetidas del ADN telomérico. Aparentemente la larga cola de uno de los extremos de la proteína, el extremo carboxilo, también contribuye a la fortaleza de la unión. El empaquetamiento del ADN telomérico es casi total, ya que aproximadamente cada 18 pares de bases se le une una molécula de RAPI. Se han encontrado mutaciones en la proteína que afectan a la longitud de los telómeros. Esto apunta al importante papel que representa en la estabilidad de los extremos de los cromosomas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de junio de 1996