Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex gobernador Elgorriaga, encarcelado por planear el secuestro de Lasa y Zabala

El ex gobernador civil de Guipúzcoa Julen Elgorriaga se convirtió ayer en la quinta persona que el juez Javier Gómez de Liaño envía a la cárcel por su presunta implicación en el secuestro, tortura y asesinato de los supuestos etarras José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala, hecho cometido por los GAL en 1983, cuando Elgorriaga ocupaba el Gobierno Civil de San Sebastián y Vera era director de la Seguridad del Estado. Elgorriaga fue enviado a la cárcel como autor del secuestro, cooperador necesario en las torturas y responsable "por omisión" de los asesinatos.

Julen Elgorriaga, de 48 años, acudió ayer a la citación de Gómez de Liaño con las maletas preparadas para ir directamente a la cárcel. El caso Lasa-Zabala también ha llevado a prisión al general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo , al teniente Pedro Gómez Nieto y a Enrique Dorado y Felipe Bayo. El magistrado impuso fianzas por responsabilidad civil de 100 millones a Elgorrriaga y de 15 millones a Vera. Ambos calificaron de falsos los hechos que les imputa el juez.En un auto de 26 folios, redactados en la peculiar prosa que utiliza Gómez de Liaño en estos documentos judiciales, el juez dice que Elgorriaga "crea, desencadena y hasta incrementa el peligro que existe para la vida de Lasa y Zabala" cuando planifica la detención, cuando consiente los malos tratos y cuando no impide que los asesinen.

El magistrado inculpa a Rafael Vera por el encubrimiento de los delitos, con la única base de las declaraciones del ex prófugo Luis Roldán, a quien "cada cual es muy libre", dice Gómez de Liaño, de concederle la credibilidad que tenga por conveniente".

El juez añade que "la baja, mediana o alta categoría moral de un declarante ni avala ni anula obligatoriamente el valor de lo que se declara".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de junio de 1996

Más información

  • El juez le hace también responsable de permitir las torturas y no evitar el asesinato