La privatización de Inespal no será inmediata, según el Ministerio de Industria

El Ministerio de Industria ha retomado los contactos con potenciales inversores para privatizar total o parcialmente Inespal, aunque no se prevé una culminación inmediata de dichas negociaciones. Según la respuesta del Gobierno a pregunta escrita del diputado del grupo Mixto, Francisco Rodríguez, es pronto para saber cómo quedarán afectadas las distintas factorías del grupo productor de aluminio ante una eventual privatización.De esta forma, es probable que Inespal, empresa que preside Francisco Javier Álvarez Vara, sea de las últimas compañías integradas en el grupo público Téneo en ser privatizadas, una vez conocido el interés del Gobierno en sacar a la venta las empresas públicas consideradas "maduras" para su enajenación, en el marco de un plan de reordenación global del sector público.

Según Industria, el objetivo fundamental buscado con la privatización de Inespal consiste en asegurar la viabilidad futura de la empresa en una industria básica, como la del aluminio, configurada en torno a grandes productores mundiales.

Por ello, se considera apropiado dotarla de un socio y/o accionista que refuerce su capacidad de competir, integrándola en una estructura mayor que contribuya a amortiguar los efectos negativos inherentes a las marcadas fluctuaciones cíclicas del mercado internacional del metal, a reforzar el valor añadido en la transformación por mayor diferenciación de los productos y a abordar las inversiones que por razones tecnológicas y medio ambientales sean necesarias.

Fuentes próximas a la empresa revelaron que el grupo canadiense Alcam, el mayor productor de aluminio básico el mundo, y el estadounidense Alcoa, líder mundial en transformación de aluminio, son los que cuentan con mayores opciones para consolidar una alianza estratégica con Inespal.

Ambas firmas garantizan las principales condiciones puestas por el Gobierno para su venta, entre las que figuran el mantenimiento de la mayor parte de puestos de trabajo de los aproximadamente 5.000 con que cuenta Inespal en la actualidad y la continuidad del negocio del aluminio.

Plan de saneamiento

Con vistas a situarse en una posición ventajosa de cara a la privatización, Inespal ha puesto en marcha un plan de saneamiento financiero con el propósito de reducir su endeudamiento entre 10.000 y 15.000 millones de pesetas en este ejercicio, quedando su deuda total en unos. 75.000 millones, frente a los 90.000 contabilizados al cierre del ejercicio 1995.

A juicio del Gobierno, la viabilidad de una empresa no se deriva de su titularidad pública o privada, sino de la capacidad de competir en el mercado. "Los importantes esfuerzos realizados hasta ahora no exigen modificar una orientación general, consistente en tender a mantener en la órbita pública sólo empresas en las que concurran circunstancias especiales", señala la respuesta del Ejecutivo.

Además, la Comisión Europea ha abierto recientemente un procedimiento informativo en relación con supuestas ayudas públicas a Inespal, consistentes en inyecciones de capital para cobertura de pérdidas y en establecimiento de tarifas eléctricas preferenciales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0016, 16 de junio de 1996.

Lo más visto en...

Top 50