Berlusconi propone una asamblea constituyente y Bossi pide dos

Silvio Berlusconi propuso ayer en el Parlamento, con ocasión del debate de investidura del Gobierno de Romano Prodi por la Cámara de Diputados, la elección de una Asamblea Constituyente "como medio más rápido" para realizar, la reforma federalista y presidencialista del Estado. El líder de la Liga Norte por la Independencia de la Padania, Umberto Bossi, pidió en el mismo debate a Prodi "un referéndum indicativo" para saber si el norte y el sur de Italia quieren seguir unidos. "Así se sabrá si hacen falta una o dos asambleas constituyentes", añadió Bossi.

No obstante, la jornada estelar del debate, ya que en el transcurso de la misma intervinieron todos los líderes de los principales partidos políticos, concluyó sin que se aclarara el futuro de las reformas, ya que Máximo D'Alema, secretario del Partido Democrático de la Izquierda, se limitó a constatar que la mayoría y la oposición deberán "compartir una corresponsabilidad constituyente" con respecto a la propuesta de Berlusconi. Y añadió que el debate sobre el procedimiento "es lo de menos". En la coalición del Olivo prevalece la opinión de que las reformas se aborden en una comisión bicameral del Parlamento.Tampoco confirmó el debate las especulaciones suscitadas a raíz del anuncio, hecho la víspera por el propio Berlusconi, de que su partido y los grupos de antiguos democristianos del centro derecha formarán una federación que no incluirá a las huestes de Gianfranco Fini.

La unidad nacional

Fini habló ayer de "una oposición intransigente, aunque no obstruccionista, y abierta a colaborar con la mayoría en las reformas institucionales, pero no a colaborar con el Gobierno, salvo en temas como la defensa de la unidad nacional u otros de interés supremo". Berlusconi prometió "una oposición tenaz, pero no ciega, salvaje ni destructiva", y afirmó la solidez de la coalición que dirige. "Que nadie piense en desgajar una parte del Polo de las Libertades para usarla como rueda de repuesto por si falla Refundación Comunista", dijo, tras señalar que el Olivo es una coalicion "hechapara vencer a la derecha, pero no para gobernar", e "incoherente"."Este Gobierno nace gracias a nosotros, que no hemos pedido nada a cambio. Y esa misma generosidad nos hará intransigentes", afirmó el lídercomunista, Fausto Bertinotti, que criticó la inclusión en el Gabinete de ministros centristas, cómo Lamberto Dini o Antonio Di Pietro, y el "continuismo" de la política económica de Prodi.

D'Alema respondió a Berlusconi que el Olivo ganó las elecciones precisamente porque ha sabido representar una opción de Gobierno, frente a la simple protesta del Polo. Cuestión aparte fue, la intervención de un Bossi que dice temer que "los hijos de las ideologías, antes fascistas y comunistas, vuelvan a unirse para salvar el Estado nacional y aplicar el viejo colonialismo cuando ya no lo necesita el sistema productivo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de mayo de 1996.

Lo más visto en...

Top 50