Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Funcionaria discreta

María Concepción Dancausa llevaba tiempo trabajando en el Ministerio de Asuntos Sociales, concretamente al frente de la subdirección general de Acción Social, de la que depende la distribución de los fondos del 0,5 del IRPF destínados a subvenciones. Todas las fuentes coinciden en describirla como una funcionaria preocupada por aparecer con un perfil técnico y no expresar sus simpatías políticas conservadoras, que se sitúan en la órbita del Opus Dei. En medios políticos se destaca su amistad personal con Ana Botella y se considera que este factor ha podido ser doterminante en su promoción como nueva directora del Instituto, desplazando a otras candidatas del PP mejor situadas para ocupar este puesto.Todo el movimiento feminista está a la expectativa de sus primeros gestos como directora de un Intituto que se ha considerado clave en la aplicación de políticas de igualdad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de mayo de 1996