Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hezbolá hiere a cinco soldados de Israel en el sur de Líbano

Los guerrilleros de Hezbolá volvieron ayer a la carga contra Israel, pero limitando su primera operación desde el alto el fuego del 27 de abril a un objetivo estrictamente militar dentro de la zona ocupada por tropas israelíes. Por lo menos cinco soldados israelíes resultaron heridos cuando su patrulla fue alcanzada por un cohete antitanque y un mortero cerca de la aldea shií de Soyud, en el interior de la franja que Israel ocupa desde 1978 Israel respondió inmediatamente con bombardeos aéreos contra supuestas posiciones guerrilleras dentro y fuera de lo que define como su zona de seguridad al norte de la frontera israelí. Los bombardeos no causaron bajas.

El ataque de ayer puso en evidencia dos cosas: los guerrilleros desean dejar claro que, a pesar del alto al fuego logrado el 27 de abril (y que puso fin a las operaciones contra objetivos civiles en ambos lados de la línea de demarcación), no han abandonarán su campaña dentro de la franja. Y que las actividades de Hezbolá parecen destinadas a mantenerse en la cabecera de la agenda política en el periodo preelectoral de Israel.El principal partido conservador israelí, el Likud, empeñado en arrebatar el poder a los laboristas del primer ministro Simón Peres en las elecciones del día 29, acusó al Gobierno de fracasar en su plan de erradicar a Hezbolá durante el blitz de 16 días. "Los ataques contra soldados israelíes en el sur de Líbano demuestran que Peres no ha conseguido nada con la operación Uvas de la Ira", señaló una declaración del Likud, cuyo líder, Benjamín Netanyahu, ha centrado su campaña en las promesas de "seguridad para todos los israelíes". "Todo parece indicar que Hezbolá insiste en seguir alterando la paz que se había logrado después de tan sangrientos intercambios de fuego y después de tan intensos esfuerzos emprendidos por Estados Unidos, Francia y otros países", declaró, por su parte, un portavoz gubernamental.

Pero ninguna autoridad en Israel ha acusado directamente a los guerrilleros proiraníes de violar el acuerdo de alto al fuego, que se limita a los ataques contra objetivos civiles. Fuentes oficiosas señalaron ayer que Israel ha vuelto a solicitar a Estados Unidos que intervenga ante Siria para tratar de detener las operaciones guerrilleras, cuyo enorme impacto psicológico puede reforzar la impresión de que la devastadora operación Uvas de la Ira no ha conseguido desbaratar a Hezbolá.

Ésa es precisamente una de la intenciones de Hezbolá, cuyos líderes, si bien se han comprometido a detener la ofensiva con cohetes Katyusha contra el norte de Israel, insisten en que su campaña contra la ocupación israelí de una buena parte del territorio libanés está reconocida y amparada por la legitimidad internacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de mayo de 1996

Más información

  • Represalia aérea fuera de la 'zona de seguridad'