Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía desarticula en Cataluña una red de apoyo de los islamistas del GIA

La colaboración entre la policía francesa y la española ha permitido la desarticulación de una red de apoyo que los terroristas argelinos del fundamentalista Grupo Islámico Armado (GIA) tenían en dos localidades del Pirineo catalán. Agentes de la Unidad Territorial Antiterrorista (UTA) de Barcelona detuvieron el miércoles a 12 personas acusadas de prestar apoyo y dar alojamiento y cobertura a terroristas del GIA de paso por España hacia Francia y Bélgica o hacia Argelia.De los detenidos, seis son argelinos, cuatro marroquíes y dos españoles. Se trata de Andrés Domingo Morales Pérez, nacido en Bélgica y de 31 años, y Eva Luna Acebedo, de 37 años y natural de Ribera de Piquín (Lugo). Once detenidos fueron arrestados en Martinet y Puigcerdá, poblaciones pirenaicas pegadas a la frontera con Francia. La presencia de los agentes de la UTA y de los Grupos Operativos Especiales (GOES) en Martinet y Puigcerdá alteró la tranquila y apacible vida que durante la semana caracteriza a estas dos poblaciones turísticas, ya que en ellas se efectuaron ocho registros de otros tantos pisos en los que vivían los detenidos.

La operación policial se efectuó a instancias del juez de guardia de la Audiencia Nacional, que fue quien extendió los preceptivos mandamientos judiciales de registro, y forma parte de una investigación iniciada en Francia. La policía del país vecino alertó a la española de la existencia de algunas personas en poblaciones del Pirineo catalán que disponían de infraestructura para ayudar a los terroristas del GIA a pasar la frontera y alojarles cuando éstos se deplazan a Francia y a otros países para cometer atentados y cuando regresan a sus bases de Argelia tras la acción terrorista.

Ni armas ni explosivos

En medios policiales se informaba ayer que en los ocho registros domiciliarios no se encontraron ni armas ni explosivos. "No esperábamos encontrar ningún arsenal, pero sí información que nos pueda servir", añadían. De hecho, la policía piensa que los detenidos son colaboradores del GIA para acciones de apoyo y cree que algunos de ellos pueden haber colaborado ocasionalmente con los terroristas.

Ayer, en la Jefatura Superior de Policía de Barcelona, los 12 detenidos eran interrogados para saber con exactitud qué nivel de colaboración mantenían con los terroristas argelinos y su grado de implicación con el GIA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de marzo de 1996