Productores y actores denuncian un fraude audiovisual de 4.000 millones

Los hipermercados Continente, Pryca y Alcampo, entre otros, han sido denunciados ante la Guardia Civil por la Entidad de Gestión de Derechos de los productores audiovisuales (EGEDA), debido a que venden cintas de vídeo vírgenes sin pagar el canon obligatorio por copia privada que contempla la Ley de Propiedad Intelectual, que es de 50 pesetas por hora de grabación. Esta denuncia se dirige también contra la empresa española Photo Pack. A esa denuncia se han sumado igualmente la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y la Entidad de Gestión de los Derechos de los Actores (AISGE).La Guardia Civil ha puesto los hechos en conocimiento del juzgado correspondiente, en el que actualmente se encuentran las actuaciones.

Los denunciantes consideran que esas compañías habrían defraudado un montante global de unos 4.000 millones de pesetas desde mediados de 1992 hasta septiembre de 1995 debido a que, durante más de dos años, Photo Pack vendió sus marcas a los hipermercados sin que ninguno pagase el canon correspondiente.

Álvaro Bordas, portavoz de Alcampo, asegura que "nosotros pagamos religiosamente nuestro canon a los proveedores. Lo que hagan éstos lo desconocemos". Este hipermercado desglosa, dice, desde enero de 1995 el canon en la factura, "porque antes no era obligatorio".

Declaración

Lo mismo afirma el director de comunicación de Continente, Juan Girón. "Conocemos que se ha interpuesto una denuncia porque una persona de Continente ya ha declarado. En cualquier caso, es el proveedor el que debe pagar el canon, no el distribuidor". Portavoces de Pryca dicen que esta empresa no quiere hacer declaraciones "porque se trata de una denuncia a Photo Pack. Cuando salga la denuncia tomaremos las medidas oportunas"."Claro que aparece a veces el canon en sus facturas, pero es ficticio, porque en realidad no lo pagan. Hacen que aparezca como canon parte del propio coste de la cinta, o pagan el canon correctamente pero el mismo día el proveedor efectúa un abono en concepto publicitario para que el hipermercado lo recupere", dijo ayer Miguel Ángel Benzal, director general de EGEDA.

Según los denunciantes, una cinta de tres horas es imposible venderla por menos de 450 pesetas y en una investigación realizada las cintas Suki de Photo Pack se venden a 298. "Este tipo de piratería perjudica gravemente a compañías como Sony, Basf y Philips, que tratan de competir lealmente", añadió Edmundo Fernández Puértolas, de la Asociación Nacional de Industrias Electrónicas (ANIEL).

Photo Pack -que no respondió a los requerimientos de este periódico para dar su opinión- controla un 25% del mercado total de cintas en España. La situación ha hecho que firmas como 3M hayan dejado de vender sus cintas en el mercado español y que otras, como Sony, consideren mermada su cuota de mercado de un 20% en 1991-1992 a un 10% en 1994.

Por su parte, el productor y actor Juan Luis Galiardo y el actor Imanol Arias pidieron firmeza contra este fraude.

En el mercado español se han comercializado 105 millones de cintas de vídeo desde que empezó a aplicarse el canon por copia privada en julio de 1992, con un importe de recaudación potencial de casi 16.000 millones de pesetas. De estos, se han defraudado casi 9.000, de los que 4.000 corresponden a esta denuncia y el resto a otros presuntos defraudadores bajo investigación.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción