Una invidente de Alcoy logra adoptar una niña ciega de Colombia

Dori Muñoz, una invidente soltera de Alcoy por fin ha visto cumplido su gran deseo: ser madre. Dori ha conseguido adoptar una niña ciega en Colombia tras luchar contra toda la burocracia que le ha puesto impedimentos desde el primer momento debido a su falta de visión. "La niña me está llenando de cariño y esto me hace cumplir con mis obligaciones de madre", comenta mientras le sujeta el biberón.La historia de esta familia particular y sin precedentes en nuestro país arranca meses atrás. Dori tenía desde hace tiempo la ilusión de poder formar un hogar adoptando niños con discapacidades físicas. Tras mucho llamar y pedir en la delegación territorial de Servicios Sociales de Alicante, intuyó que el hecho de ser ciega le ocasionaba obstáculos, a pesar de trabajar como administrativa de la ONCE en Alcoy y contar con los medios suficientes para mantener una familia. Sin embargo, Dori no cesó en sus intentos. "Sé que hay niños con minusvalías a los que nadie quiere adoptar", afirma.

El verano pasado conoció la existencia de la Asociación de Ayuda con Colombia y, tras contactar con esta organización no gubernamental, supo que el problema de los niños discapacitados en este país de Suramérica es peor que en el nuestro. Entonces fue cuando la asociación le habló de una niña invidente en Bogotá: era Natalia. Dori lleva desde el pasado mes de septiembre con los trámites legales de adopción y resalta cómo las autoridades colombianas no han puesto tantas trabas burocráticas como lo hicieran en España.

Dori, además de una hija, se ha traído un sueño: formar una organización no gubernamental de ayuda a personas con discapacidad en el Tercer Mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 06 de marzo de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50