Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pilotos firman con Iberia una opción de compra sobre el 4% del capital de la empresa

La dirección de Iberia y el sindicato de pilotos, SEPLA, firmaron ayer el acuerdo sobre productividad que permitirá desbloquear el plan de viabilidad suscrito en diciembre de 1994. Ese compromiso sitúa al colectivo en igualdad de condiciones con el resto de la plantilla, ya que todos los ajustes retributivos y de productividad se incorporan a su convenio colectivo. Los pilotos tendrán asimismo una opción de compra de acciones de forma individual hasta un total de 2.850 millones, que supone el 4% del capital de la compañía. Hoy, el consejo de Téneo, principal accionista de la empresa aérea, aprobará la incorporación como consejero de Iberia de Bernardo Obrador, en representación del SEPLA.

El plan de productividad firmado ayer contempla un incremento de 50.000 horas de vuelo en tres años, adicionales a las suscritas en diciembre de 1994. En estos momentos realizan en total 290.000 horas de vuelo; en 1996 se situarán en 321.612; en 1997 en 331.512; y en 1998 en 341.581. Eso supondrá un coste para la empresa de 4.650 millones de pesetas, y representa una subida salarial de 1,3 millones de pesetas brutos anuales por piloto. El compromiso de productividad ha permitido que los pilotos ratifiquen el plan de viabilidad alcanzado con todos los sindicatos el 28 de diciembre de 1994, y que los pilotos dejaron en suspenso en el otoño pasado por considerar que la dirección lo incumplía.Asimismo se mantiene el recorte salarial del 15% y la congelación durante los tres años de vigencia del acuerdo, que ahora se incorpora a su convenio colectivo específico, un extremo que venían demandando el resto de los sindicatos. La plantilla de pilotos permanece en 1.142 personas y este colectivo se incorpora al consejo de administración de Iberia, con la presencia de un vocal, al igual que ya cuentan los miembros de CC OO, UGT y Sitcpla. El nombramiento del consejero del SEPLA se producirá hoy en el consejo de Téneo y el representante designado por los pilotos es Bernardo Obrador, jefe de la sección sindical del SEPLA-Iberia.

También se ratificaron ayer los términos del acuerdo relacionados con la participación de los pilotos en un 8,25% en los beneficios de la empresa que se deriven de las desviaciones de las previsiones del plan inicial y los resultados finales.Una vez que el consejo de Iberia ratifique este acuerdo mañana, día 21, la dirección ofrecerá al resto de los sindicatos de la compañía negociar un plan de productividad similar al firmado con los pilotos. Los responsables del sector aéreo de CC OO y UGT afirman estar dispuestos a negociar, siempre que los beneficios derivados de ese incremento de actividad se repartan equitativamente entre pilotos y trabajadores de tierra. Cuando haya un consenso de todas las centrales se realizará la ampliación de capital autorizada por Bruselas.

Esa ampliación de capital es de 87.000 millones de pesetas, aunque el capital de Iberia quedará fijado en 70.000 millones, una vez se realicen las provisiones para costear la reducción de plantilla de 3.500 trabajadores mediante bajas voluntarias. La participación accionarial de los pilotos llegará hasta el 4% si cubren la totalidad de la opción de compra.

Javier Salas, presidente de Téneo, destacó ayer que este pacto permite colocar a Iberia en "situación óptima" para competir en los mercados, al tiempo que subrayó los esfuerzos realizados por el SEPLA y la ayuda prestada por los mediadores -Juan Antonio Ortega y Díaz Ambrona y Juan Miguel Antoñanzas- nombrados por ambas partes para resolver el conflicto. El jefe de la sección sindical del SEPLA-Iberia, Bernardo Obrador, mostró su confianza en que la asamblea del colectivo ratifique el próximo día 29 ese pacto, del que dijo es "bueno para los pilotos y para lberia"

Al mismo tiempo anunció que retirarán las acciones legales que iniciaron el año pasado contra la compañía si no incumple el nuevo acuerdo. Según sus datos, la pérdida real de poder adquisitivo desde el último pacto es superior al 30%, la productividad media es de 285 horas al año y superior a la de las principales compañías europeas, y el coste por piloto, inferior.

El SEPLA de Aviaco no descarta nuevas huelgas

El sindicato de pilotos SEPLA-Aviaco no descarta nuevas huelgas, en la compañía a medio plazo si la dirección persiste en lo que califica de "silencio total" ante el plan de futuro y las peticiones de negociación del colectivo. Un portavoz de este sindicato declaró ayer a Efe que, tras la primera tanda de paros de cuatro días, que culminó ayer, y las ya convocadas para el 28 y 29 de febrero y el 1 de marzo, ese término del "medio plazo" para nuevos paros no está aún definido. Asimismo aseguró que "si se produjese un cambio tras las elecciones del 3 de marzo, habría que dar un pequeño margen a la nueva administración, pero muy pequeño porque las medidas a adoptar como la renovación de la flota, son muy urgentes".Mientras tanto, Javier Salas, presidente de Téneo -accionista mayoritario del grupo Iberia, al que pertenece Aviaco-, manifestaba que la propuesta de los pilotos de Aviaco de comprar un 32% de las acciones de la compañía es un "sinsentido absoluto" y advirtió que, si no ajustan costes y productividad, tendrán que salir del grupo de transporte aéreo. Según Salas, el problema de Aviaco es de viabilidad y aseguró que esta empresa es menos eficiente en costes que Iberia. El presidente de Téneo cree que hay dos formas de analizar las propuestas del SEPLA-Aviaco: una es que aspiren a integrarse en un operador global, y por tanto tendrían que hacer esfuerzos en costes, y otra es que pretendan vivir al margen del grupo y convertirse en un operador regional.

En la cuarta jornada de huelga en esta compañía, de los 190 vuelos programados, se suspendieron 84. Fuentes de la empresa y del SEPLA coincidieron en que el paro, se desarrolló con normalidad gracias al cumplimiento de los servicios mínimos -un 60%- y que el seguimiento fue total. La dirección asegura que el coste de los cuatro días de huelga de los tres que faltan superará los 550 millones de pesetas y desde el viernes hasta ayer se han producido 17.000 cancelaciones de reservas de vuelo. Para el SEPLA, esas cifras no son reales y asegura que en los paros de diciembre de 1994 se demostró que "con los paros la empresa gana dinero, pues la supresión de servicios se concentra en trayectos que no cubren costes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de febrero de 1996

Más información