Borrell propone aislar las casas para que no oigan la ampliacion de Barajas

Luz verde para ampliar Barajas. El ministro de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente, José Borrell, anunció ayer que autorizará el crecimiento del aeropuerto para dar cabida a 40 millones de viajeros, si bien con condiciones para evitar molestias al cerca de medio millón de vecinos afectados por el ruido. El ministro comentó que el ensanche de la terminal llevará aparejado medidas de aislamiento de las viviendas que resulten afectadas por el ruido, aunque no precisó el contenido de tales medidas.

La ampliación del aeropuerto se encuentra condicionada a la declaración de impacto ambiental del proyecto, que será publicada en el Boletín Oficial del Estado este mes.Las, futuras obras en el aeropuerto estarán sometidas a tres condiciones. En primer lugar, se establecerán medidas correctoras del ruido. Para ello, Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) creará un fondo de compensación, al que aportarán una cuota las compañías aéreas, que se utilizará para aislar las viviendas. En los casos en que sea necesario, serán trasladadas aquellas casas más afectados por el paso de los aviones.

La segunda condición consiste en impedir la construcción de viviendas en los alrededores del aeropuerto. Borrell ha llegado a un acuerdo político con los alcaldes y con Alberto Ruiz-Gallardón, presidente de la Comunidad, para impedir que los planes urbanísticos dibujen pisos cerca de Barajas. Ruiz-Gallardón confirmó ayer el acuerdo.

La tercera condición consiste en impedir el crecimiento del aeropuerto más allá de la ampliación proyectada, advirtió Borrell.

La ampliación del aeropuerto está valorada en 125.000 millones, sin contar con los accesos necesarios por carretera (que duplican el presupuesto). Consiste en la creación de una terminal y una nueva pista, de 4,1 kilómetros de longitud que se extenderá en dirección norte-sur.El ministro, el presidente de la Comunidad y José María Álvarez del Manzano, alcalde de Madrid, visitaron ayer las obras que, por valor de 45.000 millones de pesetas, se han realizado en el aeropuerto o bien están en fase de construcción, para evitar congestiones de aeronaves, y viajeros.

Entre estas obras, destaca el edificio entre las terminales nacional e internacional, construido por 3.000 millones, que dará servicio a partir de hoy cio a tres millones de viajeros.

Actualmente, se encuentra en construcción del dique norte, situado cerca del Puente Aéreo, que será otra terminal con 12 pasarelas de acceso a las aeronaves. Su coste es de 1.700 millones, y está previsto que funcione a finales de este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 02 de febrero de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50