Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Portugal logra firmar también un pacto social

Después de cinco años sin pacto, el primer ministro socialista, Antonio Guterres, se ha apuntado su primera victoria política al frente del Gobierno: un acuerdo de concertación social a corto plazo firmado por todos los agentes sociales, a excepción de la CGTP, el sindicato comunista. Este acuerdo establece una reducción progresiva de la jornada laboral hasta llegar a las 40 horas semanales, un aumento salarial del 4,5%, el derecho generalizado a una paga por Navidad y un incremento del salario mínimo que queda fijado en 54.660 escudos (cerca de 50.000 pesetas). A partir de ahora, el Gobierno, la patronal y los sindicatos iniciarán una nueva etapa de. negociaciones para definir una concertación. a medio y largo plazo que tiene como objetivo prioritario solucionar el problema del desempleo (actualmente existen cerca de 500.000 parados, según las cifras oficiales) y aumentar la competitividad.Todos los agentes sociales que han firmado el pacto se mostraron ayer satisfechos. por los compromisos obtenidos que suponen, en opinión del portavoz de UGT, Joao Proença, "un acuerdo bueno para los trabajadores y bueno para el país". Proença elogió el empeño de Guterres en conseguir el acuerdo.

Dificultades

Antonio Guterres aprovechó el clima de optimismo que ha despertado el acuerdo para advertir que no todo está conseguido y que "Portugal y Europa se enfrentan a graves dificultades económicas que pueden acarrear niveles alarmantes de desempleo.". El jefe de Gobierno portugués no ha querido dejar al margen del acuerdo al sindicato comunista del que "espero comprenda en el futuro la importancia de la concertación social", objetivo básico, en su opinión, para ofrecer confianza a los ciudadanos, a los agentes sociales y a los mercados.

El portavoz del sindicato comunista CGTP-Intersindical, Carvalho da Silva, lamentó que la central socialista UGT haya cedido importantes parcelas de terreno "en materias tan serias como la flexibilización de los horarios de trabajo y la polivalencia de los trabajadores".

Los portavoces de la patronal coincidieron en que este acuerdo permitirá aumentar la competitividad. de las empresas y subrayaron que el pacto "refleja un gran esfuerzo de trabajo para el cual el Gobierno ha tenido una enorme comprensión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de enero de 1996