'Sólo' defectos en la gestión

Javier Valero, segundo de a bordo de Asuntos Sociales, dice que, la tramitación de este tipo de expedientes "son una actividad cotidiana" puesto que permanentemente hay que dirigirse a, las ONG' para que reintegren dinero sin justificar de los programas subvencionados, cantidades que pueden ir desde las 150.000 pesetas hasta muchos millones de pesetas. A este aspecto hace alusión 'también Alejandro Cercas, de la ejecutiva del PSOE: "Son muchas las ONG que simplemente no se aclaran con la contabilidad, no porque haya nada turbio por medio, sólo porque no cuentan con economista al frente y no saben llevar las cuentas, a pesar de su buena voluntad".Sin embargo, llevar mal las cuentas pueden llegar a ser un delito "sólo si se demuestra que ha habido una apropiación", indica Valero, "y en el caso de Solidaridad Democrática no lo parece. Se trata de un problema de defectos en la gestión. Si no ya hubieramos mandado el caso al fiscal". En el verano de 1994 cerraba la fundación y algunos de sus programas se desviaron a otras organizaciones, dado su interés social. Entonces se despertó la polémica entre los 79 trabajadores de la entidad, pero finalmente se llegó a un acuerdo con la mayoría para su recolocacion o indemnización.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS