Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La funeraria que se vendió en 1993 por una peseta gana este año 1.200 millones

El gobierno municipal del Partido Popular vendió hace tres años el 49% de la Empresa Municipal de Servicios Funerarios a Funespaña, la patronal privada de este sector. El precio: una sola y simbólica peseta, que se ha convertido en una de las más rentables posibles. Funespaña puso otros 200 millones para ampliar capital y superar la quiebra.

El Partido Popular quiso tapar así un agujero: la Funeraria le costaba dinero al Ayuntamiento (en 1991 cerró las cuentas con 687 millones de pesetas de pérdidas y una deuda próxima a los 10.000 millones; en 1992, el saldo negativo fue de 371 millones).

Desde la privatización, ocurrida a Finales de 1992, pintan beneficios. Un año después de pasar al sector privado, la empresa reflejó en sus balances 800 millones de pesetas de beneficios, de los que el 20% (160 millones) cayeron en el saco de los gestores privados y el resto se dedicó a rebajar la ingente deuda.

El negocio de los cementerios, que dentro del término municipal de Madrid tienen en monopolio el Ayuntamiento y la empresa Funespaña, engorda día a día. Tanto, que este año las ganancias después de impuestos y hasta el 1 de noviembre, pasado superaban los 1.208 millones de pesetas.

La funeraria aumenta sus beneficios un 7% este año. El ejercicio pasado, el de 1994, ya se cerró con un resultado positivo de 1.121 millones. Y para 1996, según el informe municipal sobre presupuestos que ha hecho Intervención, hay previstos más de 1.406 millones de beneficios.

Entre 1991 y 1995, los servicios funerarios incrementaron fuertemente sus precios: las sepulturas por 99 años se dispararon en un 36% (de 370.000 a 503.000 pesetas), los nichos por 99 años (36%) cuestan 58.000 pesetas más; los nichos por 10 años han duplicado su precio en cuatro años; la incineración cuesta seis veces más que en 1991..., unos aumentos por encima del índice de precios al consumo registrado en estos cuatro años.

Para el próximo año, la subida media de las tarifas será del 5,1%, también por encima del IPC previsto por el Ministerio de Economía y Hacienda, que espera que no sobrepase el 3,5%. El presupuesto de la empresa prevé ingresar por sus servicios 9.612 millones y gastar 7.344 millones, de los que 1.083 se dedicarán a inversiones.

La dirección de la empresa propondrá en la próxima reunión del Consejo de Administración repartir dividendos entre los socios de la misma (Ayuntamiento, que tiene el 51 % de las acciones, y Fundespaña, el 49%). El Consejo de la Empresa Mixta de Servicios Funerarios debatirá esta propuesta el, próximo 12 de diciembre y oirá el informe sobré la situación de la compañía al finalizar el año.

El gerente, Juan Antonio Valdivia, no pudo ser localizado ayer por este periódico. En su lugar habló el responsable económico financiero, Gabino Abánades, que no quiso dar cifras: "Los consejeros deberán decidir cómo se reparten esos beneficios, porque puede ocurrir que vayan a dotar los fondos de pensiones o a otros sitios", precisó.

Hay algo ya resuelto: de las ganancias (1.800 millones antes de impuestos), el 20% será para los gestores privados. Sobre el resto de beneficios opinará próximamente el Consejo de Administración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de diciembre de 1995

Más información

  • La dirección de la empresa propone al consejo de administración repartir dividendos