Tropas de EE UU ultiman los preparativos para relevar a la ONU en Tuzla

El Ejército de Estados Unidos ya tiene seleccionadas una serie de instalaciones potenciales en la zona de Tuzla (Bosnia central) para situar en una de ellas al grueso de su fuerza, unos 20.000 soldados. El coronel John Brown, jefe del Estado Mayor de la la División Blindada del Ejército norteamericano, aseguró anoche, en medio del frío helador que azotaba la entrada de la base aérea de Tuzla, que "los preparativos para la transición entre los cascos azules y las fuerzas de la OTAN ya están terminados".El despliegue de los primeros soldados podría ser inminente. El coronel Brown evitó ser específico en las fechas. Pero aquí en Tuzla, donde los preparativos son febriles, se espera a las primeras unidades para mañana, domingo, o el próximo lunes.

El oficial del Ejército norteamericano calificó de "peligrosa" la situación en el área. "Este es un lugar en el que durante muchos años se han resuelto las diferencias con armas, hay muchas minas, el estado de las carreteras es deplorable y ya tenemos encima el invierno balcánico", dijo el coronel Brown.

"Será una misión difícil. Pero se puede llevar a cabo", aseguró el militar, el primero de Estados Unidos que llega a Tuzla, al menos oficialmente, desde el inicio de la guerra en la antigua Yugoslavia.

Brown dijo estar al corriente de la presencia de muyahidin (milicianos de países islámicos) en la zona, lo que consideró un riesgo potencial. "Sabemos donde, están y donde operan", aseguró Brown, antes de decir que esperaba la cooperación de todas las partes en el conflicto para poder, llevar adelante su misión.

El aeropuerto de Tuzla, sólo parcialmente limpio de minas, será la puerta de entrada de las tropas norteamericanas en Bosnia. Aunque también se utilizará el ferrocarril y las carreteras para el envío de material bélico. El militar norteamericano reconoció que la población bosnia aguardaba la llegada de las fuerzas de EE UU con "curiosidad y expectación". "Estamos aquí para aplicar el acuerdo de Dayton. Esa es nuestra misión y espero que ésta satisfaga las expectativas existentes", advirtió.

Brown, que todavía no se ha reunido con ningún mando político o militar serbio de Bosnia, aseguró que se producirá una reunión con representantes de Pale, la capital serbobosnia, antes del despliegue de las tropas de la OTAN o en los primeros días de la operación militar.

El coronel norteamericano reconoció que la dimensión de la fuerza que va a llegar a Tuzla en los próximos días obligará a reparar carreteras y reconstruir puentes, que quedarán para siempre para los habitantes de la zona de Tuzla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 01 de diciembre de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50