Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pascual Sala propone incompatibilizar la investigación judicial y la parlamentaria

Pascual Sala, presidente del Consejo del Poder Judicial, (CGPJ), se muestra partidario de una reforma legal - "de lege ferenda". dijo textualmente para evitar que las comisiones parlamentarias de investigación interfieran los procedimientos judiciales investigación los procedimientos judiciales sobre un mismo asunto. El también presidente Supremo dijo ayer en el Congreso que "se podría perfeccionar el sistema" vigente en nuestro país, que permite la simultaneidad de actuaciones por parte del Parlamento y la judicatura, y recordó que el sistema español es minoritario entre los países europeos.

Sala, que acudió al Congreso para entregar a su presidente, Félix Pons, la memoria anual del CGPJ, declaró tras la entrevista que la confluencia de actuaciones supone que "el riesgo de solapamiento es muy probable", porque establecer la línea divisoria entre una investigación parlamentaria y la de un sumario "es muy difícil".El presidente del CGPJ ilustró su razonamiento con ejemplos de derecho comparado y recordó que en Francia no está permitida la compatibilidad de actuaciones, y que en otros países como Alemania, Reino Unido o los países del Benelux -Bélgica, Holanda y Luxemburgo- existe un acuerdo para que no se produzcan estas situaciones de colisión.

Sala aseguró que no estaba haciendo referencia a ningún caso concreto, pero que cualquier situación de confluencia "exige toda la finura, no sola mente política, sino también jurídica de los señores representantes de la soberanía popular para no interferir y no perjudicar una investigación judicial".

Declaraciones distintas

En opinión del máximo representante de los jueces, el problema "está mal resuelto" en España y a los jueces instructores no les ayudan las investigaciones paralelas, "aunque tengan finalidad política". Sala explicó que la comparecencia de las mismas personas ante un juez y ante una comisión parlamentaria hace "muy probable" que "se produzcan declaraciones en distinto sentido, o con distintos matices".La situación se agrava en nuestro país, según Sala, por el hecho de que exista la acción popular, es decir, la posibilidad de que cualquier ciudadano pueda instar la actuación de los tribunales o personarse en una causa penal -algo que tampoco es posible en la mayoría de los países- y que provoca, de hecho, que cuando se inicia una investigación parlamentaria ya esté en marcha un sumario judicial, con lo que la situación se "complica" todavía más.

El presidente de los jueces hizo un llamamiento a la serenidad política porque la crispación afecta a otras instituciones "que no tienen la fuerza parlamentaria para dilucidar las tensiones".

Sala abordó otras cuestiones y se mostró optimista sobre la renovación del Consejo del Poder Judicial antes de que concluya la actual legislatura, ya que, según dijo "hay perspectivas bastante positivas", y anunció su deseo de reunirse con los portavoces parlamentarios cuando las negociaciones estén más avanzadas.

Sobre los supuestos sabotajes que ha sufrido el coche del juez Manuel García-Castellón, que instruye el caso Banesto, se mostró partidario de no crear un "clima de miedos y cautelas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de noviembre de 1995

Más información

  • El presidente del Poder Judicial destaca que el sistema español es minoritario en Europa