Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una protesta estudiantil en Vizcaya degenera en una batalla campal

Una manifestación de estudiantes convocada por el sindicato Ikasle Abertzaleak (estudiantes patriotas), situado en la órbita de Jarrai, el campus de Leioa (Vizcaya) acabó ayer en una sucesión de actos vandálicos que causaron serios daños en el rectorado de la Universidad del País Vasco (UPV) y en una cafetería universitaria.

Después de casi tres horas de incidentes, los agresores dejaron un rastro de numerosos cristales rotos y mobiliario destrozado. La Ertzaintza (policía vasca) intervino para desalojar a los participantes en los altercados pero no practicó detenciones. Ikasle Abertzaleak, que tiene alrededor del 30% de la representación estudiantil en la UPV, llamó a los estudiantes a protestar por la presencia en la Universidad de la empresa de seguridad Protecsa, una semana antes de la celebración del claustro previsto para la elección de nuevo rector. La policía y el rectorado coinciden al señalar que los agresores provenían en su mayoría de institutos de Enseñanza Media.

Los incidentes comenzaron al término de una manifestación en la que participaron cerca de un millar de jóvenes. Los manifestantes corearon consignas contra Protecsa y lanzaron octavillas con el rostro del responsable de la empresa en la Universidad rodeado por una diana y acompañado del texto "vamos a por ti". Un numeroso grupo de manifestantes, algunos con el rostro encapuchado, atacaron el edificio del rectorado con el lanzamiento de objetos contundentes.

Los servicios de seguridad recogieron en las inmediaciones del rectorado medio centenar de bolas de metal, "más grandes que una pelota de tenis", -según señalaron fuentes de la dirección de la UPV. La intervención con material antidisturbios dispersó a los jóvenes por el campus. Varias decenas de los agresores se refugiaron en una de las cafeterías, desde donde lanzaron a la policía sillas y mesas. En la facultad de Medicina fueron arrancadas varias puertas para formar barricadas.

Ajenos a la Universidad

La Ertzaintza aseguró que a lo largo de la mañana había sido detectada en el campus la presencia de "jóvenes relacionados con Jarrai, sin vinculación alguna con la enseñanza universitaria". Los incidentes tuvieron lugar una semana antes de la celebración del claustro universitario que tenía que elegir a sucesor del rector Juan José Goiriena, una vez finalizado su mandato de cuatro años. El único candidato a la sucesión anuncio ayer que se retiraba por motivos de salud.La normalidad en la UPV fue interrumpida el pasado día 18, cuando un ex profesor de la facultad de Ciencias, José Ramón Etxebarria fue desalojado a la fuerza de las dependencias universitarias por los vigilantes de Protecsa. Etxebarria y otros cuatro ex profesores de la facultad de Ciencias Sociales y de la Información, tienen prohibido el acceso al campus de Leioa par evitar su boicoteo a determinadas clases.

Estos profesores, relacionados con el sindicato abertzale LAB y Herri Batasuna, se negaron a aceptar la renovación de sus contratos con la Universida y quedaron fuera de la UPV. Sin embargo, continuaron asistiendo a las facultades para entorpecer la docencia de los profesores que ocuparon las plazas que ello perdieron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de noviembre de 1995